Sociedad Tragedia en Las Cuevas

Tragedia de Las Cuevas: la empresa se desliga del chofer drogado

Leonel Quiroga había consumido marihuana y cocaína. En el incidente, ocurrido en alta montaña, murieron tres chicos.
Avatar del

MDZ Sociedad

1/2
Tragedia de Las Cuevas: la empresa se desliga del chofer drogado(Facebook)

Tragedia de Las Cuevas: la empresa se desliga del chofer drogado | Facebook

Tragedia de Las Cuevas: la empresa se desliga del chofer drogado(Facebook)

Tragedia de Las Cuevas: la empresa se desliga del chofer drogado | Facebook

Ayer  se supo que el chofer del colectivo de Meltur que desbarrancó en Las Cuevas el pasado 2 de febrero, Leonel Quiroga (39), tenía en su organismo restos de marihuana y cocaína al momento del accidente. Quiroga se encuentra detenido, imputado por homicidio simple con dolo eventual por la muerte de tres chicos de nacionalidad chilena y por lesiones contra otras 10 personas que viajaban en el micro. 

Los resultados de los peritajes serán ampliados, pero con esos datos preliminares la situación del conductor se complica y si se mantiene la califiación puede recibir hasta 25 años de prisión por el hecho. La empresa Meltur salió rápidamente a desligarse de la situación. La gerente y vocera de la compañía, Alicia Meléndez, señaló que la ley "no nos obliga a hacer controles antidrogas" y que realizarlos sería "invadir la privacidad" de los choferes.

La empresa ya había comenzado a desentenderse de Quiroga tres días después del accidente, cuando decidieron desvincularlo a pesar de que llevaba 8 años trabajando en la compañía con un legajo intachable. "Nunca habíamos tenido problemas con él, ningún tipo de reclamo", reconoció Meléndez.

Con respecto a los momentos previos al accidente, Meléndez resaltó que el chofer "llevaba cinco días libres" y "ese día solamente se presentó unas horas antes de realizar el servicio, como todos los días".

Denuncian falta de fiscalización en Chile

El gerente de Asuntos Públicos del Automóvil Club de Chile, Alberto Escobar, denunció que existe "falta de fiscalización" entre los conductores chilenos. "La realidad de la droga y conducción en Chile es alarmante. Tanto las drogas legales como ilegales no se fiscalizan en este país", sostuvo Escobar. 

"Si bien existe el sistema para detectar si el conductor está bajo los efectos de las drogas, no se ha avanzado significativamente en ello porque son equipos extremadamente sofisticados y muy caros", añadió Escobar. 

"En la industria chilena, las oficinas y los trabajos, no hay programas asociados al consumo de drogas. Y en el caso de los conductores de transporte público y privado debiera ser un protocolo habitual", concluyó el funcionario chileno.