Sociedad ¿Cómo se viene el fin de semana?

Tormenta: en San Martín cayeron 72 mm en 24 horas

De acuerdo a los datos difundidos por el Servicio Meteorológico Nacional, en el Gran Mendoza cayeron 5 mm en las últimas 24 horas.
Avatar del

MDZ

1/4
Tormenta: en San Martín cayeron 72 mm en 24 horas

Tormenta: en San Martín cayeron 72 mm en 24 horas

Tormenta: en San Martín cayeron 72 mm en 24 horas(Alf Ponce / MDZ)

Tormenta: en San Martín cayeron 72 mm en 24 horas | Alf Ponce / MDZ

Tormenta: en San Martín cayeron 72 mm en 24 horas

Tormenta: en San Martín cayeron 72 mm en 24 horas

Tormenta: en San Martín cayeron 72 mm en 24 horas(Alf Ponce / MDZ)

Tormenta: en San Martín cayeron 72 mm en 24 horas | Alf Ponce / MDZ

Como suele ocurrir cuando hay tormentas fuertes en el Gran Mendoza, este jueves los distintos departamentos amanecieron con problemas de inundaciones y semáforos apagados.

Los problemas de tránsito fueron una constante este jueves temprano, pero se fueron normalizando con el paso de las horas. La fuerte tormenta sorprendió a muchos mendocinos porque lo que se anunciaba era probabilidad de lluvias, pero la cantidad de agua no fue tan importante como la que se registró en el Este, donde superó todos los promedios.

De acuerdo a la información difundida por el Servicio Meteorológico Nacional, SMN, entre las 9 de ayer y las 9 de este jueves, en la estación de Mendoza se registraron 5 mm de agua caída.

En Uspallata, donde también hubo precipitaciones, se registraron 7 mm y en el Valle de Uco, específicamente en la estación de San Carlos, se midieron 15 mm en 24 horas.

Donde la cantidad de agua registrada superó todo promedio fue en el departamento de San Martín. De acuerdo a los datos de la estación del este de la provincia cayeron 72 mm en sólo 24 horas. Eso significa superar en ocho veces el promedio de lluvia de mayo para esa zona.

Para las próximas horas en la provincia no se esperan precipitaciones. Así se mantendría durante todo el fin de semana y hasta el lunes. El martes podría volver a llover y a nevar en alta montaña.