Todavía me emocionan ciertas cosas

Hay gestos que afortunadamente no han desaparecido con el tiempo. La grandeza de las pequeñas acciones resultan fundamental para pensar en un gran país. Un DNI perdido y un gesto, depositado en el buzón de correo.
Avatar del

Mariana Cavagnaro

1/3
Todavía me emocionan ciertas cosas(Alf Ponce / MDZ)

Todavía me emocionan ciertas cosas | Alf Ponce / MDZ

Todavía me emocionan ciertas cosas

Todavía me emocionan ciertas cosas

Todavía me emocionan ciertas cosas

Todavía me emocionan ciertas cosas

La emotiva canción de Juan Carlos Baglietto invadió mi cabeza cuando atendí el celular. Es que me avisaban que "alguien" habían tocado el timbre de mi casa y en el buzón de correo, que algunas viviendas todavía mantienen, habían dejado mi Documento Nacional de Identidad. Es que lo había extraviado en los últimos días, lo daba por perdido y ya había avanzado para tramitarlo nuevamente.

>

Más allá del hecho aislado, el gesto de la persona que encontró algo que no le pertenecía y decidió llevarlo hasta la dirección que aparecía en el carnet, me llenó de emoción, de esperanza, de sentido. Es cierto, es una acción aislada que surgió en medio de días agitados, complejos, con frecuentes situaciones de violencia, pero ocurrió. Una persona decide hacer algo por alguien sin buscar nada a cambio, simplemente ,quizás, pensando en su deber ciudadano, arriesgándose a hacer algo más. En silencio, bajo el anonimato, como suelen hacerse las grandes cosas.

Lo que hizo esta persona refleja gentileza, amabilidad pero sobre todo compromiso. Ese compromiso que surge de la responsabilidad de saber que al encontrar o descubrir algo que no es nuestro, independientemente de lo que sea, corresponde avisar, buscar a los posible al dueño, entregar. Jamás habrá excusa válida para retener lo que no nos pertenece, porque no corresponde y hacerlo es alimentar la corrupción, desde cualquier lugar donde nos toque estar.

Aplaudo la ética, las buenas costumbres, los pequeños gestos de amabilidad que aún existen, que añoran muchos de otras décadas y que tenemos el compromiso de velar porque no desaparezcan. Esas son las acciones que nos hacen grandes, nos hacen mejores personas, son las bases sobre las cuales podemos pensar en un mejor país.

¿Cómo renovar el DNI?

En Mendoza, para obtener el DNI existe una página web que facilita el trámite:

servicios.mendoza.gov.ar/en-linea/solicitud-dni

En dicho sitio web se pueden obtener el turno de manera on line o llamando al 148, donde una operadora te explica claramente el trámite y te otorga, según el domicilio, el lugar así como el horario que sea conveniente.

Se puede llamar de 8 a 14 horas, elgiendo la opción 5 del Centro de Contacto Ciudadano del Gobierno de la Provincia de Mendoza. El trámite demora al rededor de una hora, cuesta $100 y la entrega del DNI demora entre 15 y 20 días.

Una opción para realizar el trámite más rápido, en caso de necesitarlo, es realizar la gestión en el Aeropuerto, donde no es necesario tener número y cuesta $120.

Programa de Recuperación de Documentos de Identidad (PREDI)

Funciona en Mendoza el P.RE.D.I, donde los ciudadanos se pueden comunicar al: 4499024 -0800 2222 999 marcando la opción 2 para consultar por sus documentos en caso de haberlos extraviado o haber sufrido de un robo.  

Todas las dependencias de la Provincia de Mendoza tienen la obligación de remitir toda la documentación que poseen a la oficina del P.RE.D.I., donde se concentra, organiza, clasifica y se entrega dicha documentación.

Todo ciudadano de nuestra provincia, de todo el país y de todos los países del mundo que extravía alguna documentación en la Provincia de Mendoza puede comunicarse al Ministerio de Seguridad de la Provincia de Mendoza personalmente, o telefónicamente al 0800 2222 999-4499024 o a través de la página web www.seguridad.mendoza.gov.ar, para averiguar sobre su documentación, y en caso de no encontrarse en dicho programa poder registrar los datos personales para, de esa manera, contar con los datos correspondientes para su reclamo y comunicación inmediata. Esta última se realizará por medio de un llamado telefónico, una notificación al último domicilio particular del titular del documento, la cual es entregada por el Correo Argentino.