Temporal en BsAs: un muerto y dos mil evacuados

Las lluvias comenzaron por la madrugada, pero con el correr de las horas se fueron intensificando, con la presencia de descargas eléctricas en el cielo.
Avatar del

NA

1/2
Temporal en BsAs: un muerto y dos mil evacuados(na)

Temporal en BsAs: un muerto y dos mil evacuados | na

Temporal en BsAs: un muerto y dos mil evacuados(na)

Temporal en BsAs: un muerto y dos mil evacuados | na

Una mujer fallecida y cerca de 2.000 evacuados en la provincia de Buenos Aires dejó como saldo un temporal de lluvias que provocó inundaciones, caída de árboles, protestas de vecinos con cortes de tránsito y que también afectó, aunque en menor medida, a la Capital Federal.

Las intensas precipitaciones -cayeron 100 milímetros en la ciudad de Buenos Aires y más de 150 en distritos del Conurbano- generaron la crecida de arroyos e incluso del río Luján, que superó los 4 metros de altura, aunque las aguas no ingresaron a la Basílica de esa localidad de la zona oeste.

El temporal, que incluyó la caída de un rayo en medio de una tormenta eléctrica en Villa Lugano, en la Capital Federal, con un principio de incendio en el techo de una estación de servicio de GNC, causó estragos en varios kilómetros a la redonda en el Gran Buenos Aires y el interior de la Provincia.

Por las intensas lluvias caídas durante toda la noche, gran parte de la mañana y las primeras horas de la tarde de este viernes, cerca de 2.000 personas tuvieron que abandonar sus hogares en el territorio bonaerense a causa del avance de las aguas, 800 de ellas en La Matanza.

Así lo expresó en diálogo con Noticias Argentinas el ministro de Desarrollo Social provincial, Eduardo Aparicio, quien dijo que luego del temporal las autoridades del distrito trabajaban para "asistir con recursos materiales y humanos a los municipios" más afectados por las inundaciones.

En esa nómina se destacan Berisso (con unos 260 evacuados), Lanús (con la la localidad de Valentín Alsina inundada) y Luján (unos 60 evacuados), aunque las lluvias también dejaron calles anegadas y árboles caídos en Lomas de Zamora, Moreno, Ituzaingó, Morón, Almirante Brown, Ezeiza, Avellaneda, Quilmes y La Plata, entre otros distritos bonaerenses.

En la localidad de Rafael Calzada, partido de Almirante Brown, una mujer de unos 30 años murió al ser arrastrada por la crecida del arroyo Las Piedras: según confirmaron voceros del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Adrogué.

Localidades más lejanas del área metropolitana de Buenos Aires, como Pergamino, San Pedro, San Nicolás, Arrecifes, Ramallo y Pilar también sufrieron anegamientos, de igual modo que los vecinos de Francisco Álvarez.

Allí, en el partido de Moreno, pobladores de un barrio humilde afectados por la crecida de un arroyo cortaron el Acceso Oeste, a modo de protesta, a la altura del kilómetro 45, lo que provocó en caos de tránsito en la zona.

Momentos de tensión se vivieron en el lugar a medida que personal de Gendarmería comenzó a llegar tratando de persuadir a los manifestantes para que liberen la carretera.

Otro piquete, por similares motivos, se registró por la tarde en la autopista del Buen Ayre a la altura de Debenedetti, según indicaron automovilistas.
  
En la Capital Federal, uno de los barrios más complicados por las fuertes precipitaciones fue Villa Lugano, donde incluso cayó un rayo pasadas las 8:30 y generó un principio de incendio, lo que motivó la intervención de bomberos.

El incidente, que provocó el temor de los vecinos de la zona, se produjo en la estación de servicio situada en Miralla 3300 y en cuyo techo tiene 10 pararrayos.

Las lluvias comenzaron por la madrugada, pero con el correr de las horas se fueron intensificando, con la presencia de descargas eléctricas en el cielo.

En este contexto, en el aeropuerto porteño Jorge Newbery varios vuelos debieron ser cancelados o reprogramados debido a las condiciones climáticas.

Asimismo, los servicios del Subte y el Premetro también se vieron afectados, aunque en algunos casos se fueron normalizando, según lo informó la empresa concesionaria Metrovías: en la Línea D, las formaciones solamente corrían entre las estaciones Catedral y Agüero por la tarde.

De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional, el mal clima continuaría a lo largo del fin de semana, por lo menos el sábado y durante las primeras horas del domingo, con lluvias y tormentas en la región metropolitana.