Te ponemos frente al espejo: ¿Cuán honesto o corrupto sos?

Pensemos juntos. El anonimato está garantizado, pero si queremos cambiar, tenemos que mirarnos al espejo. Participá.
Avatar del

MDZ

1/2
0

0

1

1

 Es curioso que en las encuestas de opinión que se dan a conocer el reclamo de honestidad sea planteado por su inverso: el reclamo por la corrupción. Pero lo que está disponible para nuestro análisis es que estas demandas no están en primer término, y sí las consecuencias de la corrupción, como es que aumenten los impuestos, los servicios, que la economía no funcione o que no haya infraestructura.

Es un gran tema de discusión, ¿no te parece? Aquí ofrecemos una de nuestras encuestas lúdicas que sirven para pensar, que no responden a un objetivo científico y de las que no publicamos conclusiones: son un disparador. Así y todo, molestan a mucha gente que no quiere que nada cambie. Pensar no cuesta nada. Todos tenemos un cerebro y lo podemos usar libremente: da grandes satisfacciones cuando te lo usa otro: