Sin palabras para Jesús (aunque hagan falta 100 para decirlo)

Lo que ocurrió con un indigente en pleno Centro no es un tema menor para Mendoza y tenemos que preguntarnos por qué.
Avatar del

Rubén Valle

1/3
Sin palabras para Jesús (aunque hagan falta 100 para decirlo)(Pachy Reynoso / MDZ)

Sin palabras para Jesús (aunque hagan falta 100 para decirlo) | Pachy Reynoso / MDZ

Sin palabras para Jesús (aunque hagan falta 100 para decirlo)(Pachy Reynoso / MDZ)

Sin palabras para Jesús (aunque hagan falta 100 para decirlo) | Pachy Reynoso / MDZ

Sin palabras para Jesús (aunque hagan falta 100 para decirlo)(Gentileza)

Sin palabras para Jesús (aunque hagan falta 100 para decirlo) | Gentileza

Casi anestesiados, pocas cosas alteran nuestro ranking de prioridades. Hasta que la locura sacude el avispero de lo cotidiano. El atroz ataque a un indigente en calle Las Heras, prendiéndole fuego mientras dormía, nos despertó a todos. ¿Era una jodita para viralizar en las redes? ¿Odio racial sin más? Jesús, así dijo llamarse, tiene 38 años y seguramente una historia dolorosa, de esas que explican el desamparo de una vida a la intemperie. Apenas soltó unas pocas palabras. Para lo que le hicieron, seguro no hay. O se quedan cortas. Podríamos probar con "irracional", "horroroso", "salvaje", "descabellado". No alcanzan. No.