Seis tradiciones de la Noche de Reyes

Con el paso del tiempo varias tradiciones han quedado atrás y otras directamente ya no se practican. ¿Y la tuya de qué se trata?

Avatar del

Redacción MDZ Online

Seis tradiciones de la Noche de Reyes

Seis tradiciones de la Noche de Reyes

Escribir una carta

Es importante para dar a conocer todas las cosas buenas que se desean y las acciones que se han realizado. Se recomienda que en las cartas cada niño o niña de la casa cuente cómo anduvo en la escuela y cómo se portó durante el año.

El licenciado Santiago Gómez, director del Centro de Psicología Cognitiva, señala en una nota publicada en Clarín que la redacción de la carta tiene un valor agregado "ya que no solo permite a los padres ayudar a los chicos a diferenciar y a elegir el regalo más adecuado, sino que también les brinda la posibilidad a los papás, para poder educar y trasmitir valores".

Acompañar a los Reyes en su caravana

En varios centros comerciales, plazas de diferentes barrios, y otros puntos de la ciudad, los Reyes Magos hacen una recorrida para compartir la tarde con los chicos.

Los Reyes Magos volverán a visitar los bares notables con su tradicional caravana

Poner el agua y el pastito

Es muy importante dejar abundante agua y pasto para que se alimenten y se hidraten los camellos que transportan a los tres Reyes Magos. Tiene que quedar todo listo la noche del 5 de enero, antes de la medianoche.

Ubicar los zapatos en un lugar visible

Para que los Reyes Magos sepan a cuántas personas tienen que otorgarle regalos, es recomendable dejar un zapato propio por persona con caramelos en su interior como obsequio y agradecimiento.

Comer la rosca de Reyes

Este dulce se come antes de la hora del postre. La gran diferencia que tiene con respecto a la rosca de Pascua no está tanto en la elaboración de la masa, ya que son similares. En Pascua se la suele decorar con uno o más huevos que se colocan crudos antes de llevarla al horno. En Reyes se come sin huevo.

Dormirse temprano

Para que a los Reyes les dé tiempo de repartir todos los regalos y también para bajar los niveles de ansiedad y nerviosismo de los chicos se recomienda dormirse temprano el 5 de enero para disfrutar de los regalos a la mañana siguiente.

¿Cómo se originó esta tradición?

La fiesta se basa en el pasaje evangélico de la visita de unos astrónomos al Niño Jesús, después de su nacimiento, a quien le obsequiaron oro, incienso y mirra, regalos muy valiosos en ese entonces. Aunque la Escritura no nombra a los sabios, la tradición cristiana los llama Melchor, Gaspar y Baltazar, explica Érick García, historiador del Centro de Estudios Folclóricos de la Universidad de San Carlos.

La Epifanía del Señor representa la proclamación de la venida de Cristo a la Tierra como rey de reyes, expone Fernando Urquizú, doctor en Historia del Arte, dentro de las festividades del calendario cíclico del año litúrgico católico; sin embargo, no hay que confundirla con el nacimiento de Jesús. La Epifanía del Señor ocurrió dos años después de su venida al mundo, cuando los Reyes Magos, que en realidad eran sabios o científicos, llegaron no a Belén a visitar a Jesús, sino a su casa en Nazaret.

Durante la Colonia, Guatemala fue influenciada por celebraciones ibéricas, incluida la de los Reyes Magos. “Era una fiesta de gran importancia. Se ponía en la víspera un zapato del niño en la puerta de su habitación, y junto a él se colocaban obsequios. Esa tradición, que aún existe en México, desapareció en la década de 1960", comenta el cronista de la Ciudad, Miguel Álvarez. “El Niño Dios se sienta ese día para que reciba a los Reyes Magos”, dice .

Temas
  • noche de reyes