Se resistió a un asalto y mató a un ladrón

Avatar del

MDZ Policiales

1/2
Se resistió a un asalto y mató a un ladrón

Se resistió a un asalto y mató a un ladrón

Se resistió a un asalto y mató a un ladrón

Se resistió a un asalto y mató a un ladrón

Un hombre de 74 años mató a balazos a uno de los delincuentes que intentaron ingresar a robar a su casa del barrio porteño de Mataderos a bordo de una camioneta con la que intentaron romper el portón de entrada al garaje, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho ocurrió cerca de las 9 de la mañana de ayer en una casa de la calle Oliden 2385, a una cuadra del Club Nueva Chicago, en Mataderos, y el delincuente, de 39 años, quedó muerto en el garaje de la vivienda mientras que al menos dos cómplices lograron escapar a bordo de una camioneta Volskwagen Amarok color gris que aún no fue encontrada.

Según las fuentes policiales, el episodio quedó registrado en las cámaras de seguridad de la vivienda, por lo que los cómplices que huyeron podrían ser identificados.

Los investigadores determinaron que todo comenzó cuando una camioneta con al menos tres ocupantes a bordo impactó contra el portón del garaje de la casa y logró abrirlo.

De acuerdo a lo que se observa en las imágenes, uno de los tres delincuentes que se hallaban dentro de la camioneta descendió y, con un arma en su mano, ingresó al garaje, mientras que otro de los ladrones que se encontraba en el asiento del conductor se quedó en la puerta como campana.

En ese momento, el propietario de la vivienda, un hombre de 74 años y de nacionalidad italiana, al escuchar los ruidos observó a través de las imágenes de la cámara de seguridad lo que estaba sucediendo, por lo que aparentemente tomó un arma de fuego de su propiedad y se enfrentó a los delincuentes.

El hombre contó a los policías que se produjo un tiroteo con los ladrones y que uno de ellos cayó muerto en el garaje, mientras que los otros escaparon.

Según se observó en las cámaras de seguridad, los otros dos delincuentes se subieron a la camioneta apenas escucharon los disparos y lograron escapar a bordo de la Amarok.

Un policía que se encontraba de vigilancia a pocos metros de allí escuchó los disparos y se inmediato se trasladó hasta la vivienda, donde encontró al delincuente fallecido.

El propietario de la casa fue trasladado al Hospital Santojanni ya que presentaba lesiones en un hombro y en la espalda, por lo que quedó internado en ese centro asistencial.

El hecho es investigado por persona de la comisaría 42 y Comuna 9 de la Policía de la ciudad que trabaja bajo las órdenes del fiscal correccional y criminal 22 porteño, Eduardo Cubría, quien ordenó el secuestro del arma utilizada por el dueño de la vivienda.

Los policías encontraron una pistola calibre 7,65 milímetros propiedad del dueño de la casa, de la cual es legítimo usuario, y un revólver calibre 32.
La Justicia ordenó la detención del dueño de la vivienda hasta tanto se resuelva si actuó en legítima defensa.

Télam