Se defendió por Facebook y el fiscal le puso "like"

Pablo Alejandro Cepeda (43) está imputado por el robo a una juguetería platense. Se defendió a través de un video que publicó en redes sociales.
Avatar del

MDZ Policiales

Se defendió por Facebook y el fiscal le puso "like"

Se defendió por Facebook y el fiscal le puso "like"

Pablo Alejandro Cepeda (43), quien tiene pendiente un pedido de detención por su presunta participación en el brutal asalto a una juguetería platense (donde llegaron a encañonar a un bebé para robar unos 100 mil pesos) subió a las redes un video que filmó con su celular, dirigido al fiscal Marcelo Romero, quien investiga el caso.

Sin dejar de peinarse, mirarse en el espejo retrovisor y acomodar su pañuelo de seda, Cepeda repite que es "totalmente inocente" y que recurrió a ese recurso para que "la verdad salga a la luz".

Consultado por este diario, el fiscal Romero se limitó a decir que le puso "like" a la publicación que Cepeda subió a YouTube y compartió en su perfil de Facebook.

Por el asalto en la juguetería, que sucedió el 2 de mayo pasado, hay tres imputados: Cepeda -que está libre porque su defensa presentó un recurso de eximición de prisión que ya fue denegado por el juzgado de Garantías y está pendiente de una resolución en la Cámara-, y otros dos jóvenes de 21 y 27 años, uno de los cuales tenía arresto domiciliario y el otro libertad asistida, ambos después de purgar condena por homicidios que cometieron siendo menores, según consigna El Día.

En su video, Cepeda explica que supo del asalto a la juguetería "por los medios", y que por esa misma vía "pude enterarme que se me andaba buscando y que tengo captura".

"Esta es mi cara doctor (Romero)" y "quiero pedir justicia transparente, limpia, no una justicia sucia como trapo de inmundicia", desliza acomodándose el jopito, antes de acusar al fiscal de "querer perjudicarme" y de emprender "una hostigación (SIC) hacia mi persona. Hace años que vengo recibiendo persecución de usted y de parte de la policía".

Cepeda estuvo detenido por el triple crimen de los policías en la Planta Transmisora, ocurrido en 2007, y en 2010 quedó desvinculado definitivamente de esa causa. En junio de 2011 lo detuvieron por el asalto a una inmobiliaria, salió, y el 7 de noviembre de 2013 cayó de nuevo en Barrio Aeropuerto, luego de robar en una casa y atacar a culatazos a un vecino. Purgó condena por "hurto simple, amenazas, empleo de arma y lesiones" en la Unidad 45, hasta que el 19 de septiembre del año pasado el juzgado de Ejecución 1 y el Tribunal Oral 5 de La Plata le concedieron la Libertad Asistida.

"Ya pagué lo que hice doctor (...) hace seis o siete meses que recuperé mi libertad (...) deje de perseguirme, de ensuciarme públicamente, de decir que le puse un arma a una criatura", aseguró en el video que dura 37 minutos, y aclaró que el mensaje "no es una amenaza", porque "yo no ando con armas (se levantó la camiseta para mostrar su abdomen).