Sádicos asaltaron a una abuela y la quemaron

Una anciana de 88 años sufrió un calvario en su casa de la localidad de Los Hornos, de La Plata, donde dos hombres irrumpieron, la golpearon, le robaron y la quemaron en el rostro y las manos.
1/2
Sádicos asaltaron a una abuela y la quemaron

Sádicos asaltaron a una abuela y la quemaron

Sádicos asaltaron a una abuela y la quemaron

Sádicos asaltaron a una abuela y la quemaron

"No sé cuánto duró todo. Yo solamente quería respirar", expresó María Nieves Fernández, al relatar el calvario que sufrió cuando dos ladrones irrumpieron este domingo en su casa de la calle 149, entre 66 y 67, de la localidad de Los Hornos, partido de La Plata. 

La mujer, de 88 años, fue golpeada y quemada en rostro y en las manos con un mechero de cocina por delincuentes que rompieron a patadas la puerta de su casa y entraron a robar, informó Diario Popular

Ayer, a las 6, la anciana estaba sentada en la cocina de su casa cuando vio sorprendida que desde el exterior alguien estaba serruchando la puerta de acceso a su vivienda. 

Antes de que pudiera gritar y pedir ayuda, dos hombres irrumpieron en la casa tras romper de una patada la puerta ya semiserruchada. 

Los dos delincuentes empujaron a la anciana hasta su dormitorio y allí comenzaron a pegarle trompadas en todo el cuerpo, a la vez que le pedían dinero. 

"Revisen y busquen, hagan lo que quieran", rogaba la mujer mientras trataba de protegerse de los golpes, según relató. 

Fuera de sí, uno de los ladrones fue hasta la cocina y regresó al dormitorio con un mechero, con el que quemó a Fernández en la cara y manos. 

Otro de los ladrones, en tanto, le tapó la boca con las manos y le apretó el cuello, pero antes que la mujer perdiera la vida por asfixia, se oyó un disparo en el exterior. 

Un vecino, al ver la puerta rota, llamó a la policía y desde el exterior efectuó varios disparos intimidatorios al aire. 

Ante esa situación, los ladrones escaparon por los fondos de la casa sin concretar el robo y hasta esta mañana no pudieron ser detenidos ni identificados. 

La policía trasladó a la mujer a un centro asistencial, donde fue atendida por las quemaduras sufridas y los golpes.