Robaron hostias consagradas de una iglesia de Tandil

Una de ellas era utilizada para la adoración eucarística. Se realizará un acto de desagravio por la profanación

El párroco de la Iglesia Nuestra Señora del Carmen de la ciudad bonaerense de Tandil, Thomas Ayankudy, denunció el robo de dos copones de bronce con hostias consagradas.

El párroco informó que solicitaría la presencia del obispo de Azul, monseñor Hugo Salaberry, para hacer un acto de desagravio por la profanación.

El robo se habría producido entre el jueves 30 y el viernes 31 de enero cuando los delincuentes forzaron el sagrario y se fugaron con dos copones y una hostia utilizada para la adoración eucarística.

La comunidad carmelita local manifestó su profundo dolor a raíz del delito y el acto sacrílego perpetrado en la parroquia de la cual depende el conocido Monte Calvario de la ciudad.

La parroquia del Carmen es una de las cinco de la ciudad de Tandil y recientemente se hizo cargo de la atención pastoral el padre Thomas Ayankudy, de la orden de los Carmelitas de María Inmaculada, quien reemplazó en noviembre pasado al padre Ladislao Bokjo, carmelita descalzo.

>

En un año en el que creció la fe católica en Argentina por la designación del cardenal Jorge Bergoglio como el papa Francisco -hecho reflejado en la última peregrinación a Luján, en el que pasó de un millón y medio de concurrentes a casi dos millones y medio, una cifra histórica-, también ha crecido los ataques sin motivos a parroquias y templos católicos, sin ninguna respuesta del Gobierno hasta el momento.