Revés judicial para el cura Grassi, que seguirá preso

Avatar del

NA

1/2
Revés judicial para el cura Grassi, que seguirá preso(AP)

Revés judicial para el cura Grassi, que seguirá preso | AP

Revés judicial para el cura Grassi, que seguirá preso(AP)

Revés judicial para el cura Grassi, que seguirá preso | AP

La Cámara de Casación Bonaerense rechazó un habeas corpus presentado por el cura julio César Grassi para reclamar su libertad, luego de quedar detenido por abuso sexual de menores.

La Sala V del Tribunal rechazó el pedido de Grassi, quien está  detenido desde el 7 de octubre pasado tras ser condenado a 15 años de prisión en 2009 por abuso sexual de menores.

Los jueces Martín Ordoqui y Jorge Hugo Celesia, de la Sala V del Tribunal, rechazaron el habeas corpus, al cual tildaron de "inadmisible" y a la vez aseguraron que existe peligro de fuga en caso de liberar al sacerdote.

Grassi por lo pronto seguirá detenido en el penal de Campana, aunque por medio de su abogado Rodrigo González tiene la oportunidad de apelar este fallo ante la Suprema Corte bonaerense.

No obstante, sobre el fondo de la cuestión, esto es la condena a 15 años que recibió en 2009, su defensa interpuso un planteo para que la misma fuese revisada por la Corte Suprema de Justicia, la última chance que tiene el sacerdote.

Hasta el momento, fue la Cámara de Casación Bonaerense primero y luego la Suprema Corte local la que confirmó la condena, lo que conllevó que Grassi -quien gozaba de una libertad vigilada desde 2009- vaya detenido por orden del Tribunal de Morón que lo enjuició.

Grassi, quien había sido condenado en 2009, permaneció en libertad gracias a un régimen de libertad vigilada que consistía en no ingresar a la Fundación Felices los Niños, donde ocurrieron los hechos, y en ausentarse del país.

En el medio, Grassi fue detenido unos días a raíz que se lo acusó de violar ese régimen de libertad vigilada pero rápidamente recuperó su libertad.

Ello hasta octubre pasado en que el Tribunal de Morón, al tener en cuenta que fue ratificada la condena en instancias superiores, finalmente ordenó su detención.

A Grassi se lo acusó por "abuso sexual agravado por resultar sacerdote, encargado de la educación y de la guarda del menor  víctima, reiterado, dos hechos, en concurso real entre sí, que a su vez concurren formalmente con corrupción de menores agravada".