Radiografía de los cuidacoches: pobres, vulnerables y estigmatizados

Un informe de organizaciones políticas y sociales advirtieron sobre la situación económica, social y laboral de los cuidacoches que fueron desplazados de la ciudad de Mendoza.
Avatar del

MDZ Sociedad

1/6
Radiografía de los cuidacoches: pobres, vulnerables y estigmatizados(Sinmordaza.com)

Radiografía de los cuidacoches: pobres, vulnerables y estigmatizados | Sinmordaza.com

Radiografía de los cuidacoches: pobres, vulnerables y estigmatizados

Radiografía de los cuidacoches: pobres, vulnerables y estigmatizados

Radiografía de los cuidacoches: pobres, vulnerables y estigmatizados(Sinmordaza.com)

Radiografía de los cuidacoches: pobres, vulnerables y estigmatizados | Sinmordaza.com

Radiografía de los cuidacoches: pobres, vulnerables y estigmatizados(Sinmordaza.com)

Radiografía de los cuidacoches: pobres, vulnerables y estigmatizados | Sinmordaza.com

Radiografía de los cuidacoches: pobres, vulnerables y estigmatizados

Radiografía de los cuidacoches: pobres, vulnerables y estigmatizados

Radiografía de los cuidacoches: pobres, vulnerables y estigmatizados(Sinmordaza.com)

Radiografía de los cuidacoches: pobres, vulnerables y estigmatizados | Sinmordaza.com

Un informe realizado por agrupaciones políticas y sociales develó que los cuidacoches que recientemente fueron expulsados de la ciudad de Mendoza padecen graves problemas de pobreza y "numerosas vulneraciones de derechos", como también situaciones de "estigmatización" y "criminalización" por sus modos de trabajo.

Para este análisis, efectuado por el Colectivo En Lucha por Les Pibes (sic), La Colectiva - Corriente Política y Social, Irrompibles - Radicalismo Popular y Movimiento Popular La Dignidad se encuestaron a unos 40 cuidacoches de ambos sexos que trabajaban en la zona del microcentro de la capital provincial con distintos niveles de antigüedad, y se tuvo en cuenta diversas variables como la composición familiar, el nivel educativo, las condiciones habitacionales de sus viviendas, la salud y las condiciones laborales.

Entre otros aspectos, el informe indica que los cuidacoches viven en grupos familiares numerosos pero con miembros en su mayoría que no pueden acceder al mercado de trabajo (niños y ancianos), poseen un nivel educativo de secundario incompleto como máximo, como también escasos antecedentes laborales que se encuentran principalmente en el ámbito informal y con bajas remuneraciones.

Sobre la permanencia como cuidacoches, el informe señaló que encuentran esa salida laboral como algo permanente: "La actividad de cuidar y lavar vehículos en la vía pública ha sido una estrategia de larga data, son generaciones completas que han subsistido de dicha tarea, el promedio de antigüedad es de seis años y más".

"A su vez, se registra que en las familias más de un integrante realiza la misma tarea, por lo general son dos o más, para engrosar el ingreso económico al hogar. Registran que a medida que avanzó la inflación, el aumento de boleto de transporte, la quita de subsidios a servicios básicos, aumentó la incorporación a la actividad laboral de un integrante de la familia", añadió.

El informe estima que los cuidacoches ganan no más de 2.000 pesos por semana en su actividad de cuidar y lavar autos en la vía pública, en jornadas de ocho horas que llegan hasta seis días semanales. Estos montos, además, varían según la época del año y la afluencia de vehículos en la zona donde se desempeñan. Sumado a lo que pueden percibir por subsidios estatales "especialmente Asignación Universal por Hijo), los cuidacoches no logran "satisfacer sus necesidades básicas, colocándose bajo la línea de pobreza".

Por otro lado, el CELPI sostuvo que la mayoría de los encuestados han sido "participe del abuso policial o bien testigo de violencia por parte de la policía hacia algún/a compañero/a de trabajo, la averiguación de antecedentes en el lugar o bien el traslado a las comisarías para averiguar los mismos es habitual durante las horas de trabajo".

"El acceso a la justicia se ve limitado, en cuanto la posibilidad de denunciar o exponer dichas prácticas abusivas no cabe en tanto se ven expuesto a mayores represalias", añadió.

En sus conclusiones, el informe subrayó que los cuidacoches y sus familias "cuentan en su trayectoria con numerosas vulneraciones de derechos en cuanto acceso a atención médica, educación, vivienda, trabajo y justicia".

"Expresan que el hecho de no poder continuar trabajando implica incertidumbre respecto al desarrollo y futuro de sus hijos/as, se registran altos niveles de angustia frente a la pérdida de su empleo, 'a la hora de poner la mesa', de afrontar gastos de medicamentos, materiales escolares traslado de sus hijos/as a la escuela y pago de alquiler de sus viviendas", indicó.

A "la situación de incertidumbre y de angustia", el informe aseguró que los cuidacoches deben "convivir a diario con mensajes desde los medios de comunicación que refuerzan la estigmatización, asociando la actividad laboral con el delito, condicionando aún más las posibilidades de realización de los sujetos en términos de proyecto de vida".

"Desde el momento en que las autoridades gubernamentales decidieron prohibirles desempeñar su actividad laboral han sido detenidos por el aparato policial, los sujetos y las sujetas de las que se habla, claramente son invisibles para el Estado en términos de políticas sociales de inclusión, pero si son objetos de intervención desde el aparato punitivo, evidenciando una real criminalización de la pobreza", concluyó.