Quisieron violarlo y terminaron siendo acuchillados

El insólito y confuso episodio ocurrió en Santiago del Estero, cuando un hombre fue atacado por un grupo de conocidos que, al no cumplir sus deseos sexuales, lo apalearon y lo mandaron al hospital.
Avatar del

MDZ Policiales

1/2
Quisieron violarlo y terminaron siendo acuchillados

Quisieron violarlo y terminaron siendo acuchillados

Quisieron violarlo y terminaron siendo acuchillados

Quisieron violarlo y terminaron siendo acuchillados

Un día de asado, un favor, ¿una broma que se llegó demasiado lejos? El día cerraba perfecto para Rubén Mercado, un vecino de 39 años del barrio Fonavi I, en Quimilí, Santiago del Estero. Pero terminó mal: en el hospital, literalmente, y con una golpiza que puede evidenciarse en la imagen que ilustra esta nota.

El hombre sufrió diversas fracturas y permanece internado en grave estado. ¿Qué pasó? Fue atacado por tres personas que intentaron violarlo. Él se defendió con un cuchillo y logró provocarles cortes a sus atacantes, pero estos, furiosos e insatisfechos sexualmente, le aplicaron tal golpiza que lo mandaron al Hospital Regional, difundió Diario Popular.

Según reconstruye el diario El Liberal,  todo comenzó cuando Mercado y su amigo 'Cucú' compartieron un asado en casa de unos conocidos en el barrio Ezeiza. Al promediar la tarde, el ambos se fueron en bicicleta hacia un campito de otros amigos, a 6 kilómetros de Quimilí, para cenar otro asado.

Por la noche, de regreso a casa, habrían sido interceptados por una camioneta en que se movilizaban conocidos suyos, todos domiciliados en el barrio Campos II. Ellos cargaron sus bicicletas y siguieron viaje en camioneta.

Sin embargo, los anfitriones empezaron a burlarse de Mercado y a provocarlo físicamente, cambiaron de dirección e ingresaron el vehículo en un basural. Uno de ellos se desabrochó el cinto del pantalón y los dos amigos entraron en pánico. 'Cucú' logró escapar cuando escuchó que él también sería violado.

Pero Mercado no pudo seguirlo. Le bajaron el pantalón y, cuando estaban a punto de penetrarlo, la víctima extrajo un cuchillo (el que utilizaba para sus asados) y se defendió aplicándoles puntazos a todos.

Allí fue cuando los depravados le dieron una brutal golpiza con chapas, palos y patadas, para luego abandonarlo en un monte. De ellos no se sabe nada hasta el momento.