Próvolo: ordenan reanudar la investigación contra los intérpretes

Los abogados de las religiosas detenidas apuntan contra un grupo de profesionales del Cuerpo Médico Forente.
Avatar del

MDZ Judiciales

1/2
Próvolo: ordenan reanudar la investigación contra los intérpretes(Pachy Reynoso / MDZ)

Próvolo: ordenan reanudar la investigación contra los intérpretes | Pachy Reynoso / MDZ

Próvolo: ordenan reanudar la investigación contra los intérpretes(Pachy Reynoso / MDZ)

Próvolo: ordenan reanudar la investigación contra los intérpretes | Pachy Reynoso / MDZ

En noviembre del año pasado, los abogados de las monjas Kumiko Kosaka y Asunción Martínez presentaron una denuncia contra los profesionales del Cuerpo Médico Forense que intervienen en la investigación de los presuntos abusos ocurridos en el Instituto Próvolo de Luján. 

La denuncia fue por "falsa pericia" y por "falsa interpretación" de los intérpretes de señas al momento de tomar declaración a las presuntas víctimas en Cámara Gesell. La investigación de lo denunciado quedó a cargo de la fiscal Cecilia Bignert, quien en marzo ordenó archivar la presentación de los letrados.

Los abogados de las monjas, Carlos Varela Álvarez y Valeria Corbacho, apelaron la decisión de Bignert y hoy el juez de Garantías Marcos Pereyra les dio la razón. El magistrado ordenó que se desarchive la causa y que se lleve a cabo una investigación más profunda del accionar de los intérpretes y peritos.

Pereyra ordenó que se siga investigando a los profesionales por los delitos de falso testimonio y falsedad ideologica y apartó a Bignert de la instrucción, de acuerdo a lo informado por Varela Álvarez.

Cuando realizaron la denuncia, en noviembre del año pasado, los abogados de las monjas se agarraron de los resultados negativos de las excavaciones que se realizaron en el establecimiento educativo para asegurar que "no existen ni los fetos, ni los sótanos, ni todas las barbaridades que han dicho" e insistir en la inocencia de las eclesiásticas.

Además, en ese mismo momento criticaron la revictimización a la que estaban sometiendo a las víctimas quienes llevaban adelante la investigación. "Los han hecho declarar hasta cinco veces. Eso no ocurre en ningún lugar del mundo en casos de delitos contra la integridad sexual", explicaron.

Kumiko Kosaka y Asunción Martínez se encuentran imputadas por ser partícipes primarias en los supuestos abusos ocurridos en el instituto para niños hipoacúsicos. Durante el transcurso de la semana la causa principal sería elevada a juicio, que según trascendió será oral pero no público, por la sensibilidad de los delitos que se juzgan.