Prohibieron uso y venta de marca de agua oxigenada

Prohibieron uso y venta de marca de agua oxigenada

Prohibieron uso y venta de marca de agua oxigenada

La ANMAT decidió prohibir desde este lunes el uso y comercialización en todo el territorio nacional de todos los productos rotulados como "DamPharma La salud en sus manos agua oxigenada 10 Vol., Cont. Neto 1.000 ml, Ind. Argentina, LOTE 7053 VTO: 06/19 (datos consignados de manera escalonada y en imprenta), Elaborado por DamPharma La salud en sus manos, Legajo 2755, M.S. Res. N 155-98.

La fundamentación de la medida

Según consta en el Boletín Oficial, es "en atención a las circunstancias detalladas y a fin de proteger a eventuales usuarios del producto relevado, toda vez que se trata de un producto ilegítimo que fue comercializado por la empresa titular pero que no fue elaborado en el establecimiento declarado ante esta autoridad sanitaria, que también difiere en las características de envase y rotulado respecto a las unidades originales, que se desconoce el establecimiento elaborador y si ha sido formulado de acuerdo con los lineamientos de la normativa vigente para productos cosméticos, es que la DVS sugirió la prohibición preventiva de comercialización y uso del producto rotulado como "DamPharma La salud en sus manos AGUA OXIGENADA 10 Vol., Cont. Neto 1.000 ml, Ind. Argentina, LOTE 7053 VTO: 06/19 (datos consignados de manera escalonada y en imprenta), Elaborado por DamPharma La salud en sus manos, Legajo 2755, M.S. Res. N 155-98, Tel/Fax: (011) 4431.7438, [email protected], Hortiguera 360 2º A", y todos los lotes con iguales características de rotulado".

Asimismo "la DVS sugirió ordenar sumario sanitario a la firma DAMPHARMA S.R.L., por resultar titular y responsable de la comercialización del referido producto por los motivos expuestos precedentemente. En esta instancia corresponde pronunciarse respecto de la iniciación del pertinente sumario".

Agrega el informe legal que "el principio non bis in ídem establece el impedimento del doble juzgamiento cuando convergen el mismo sujeto, objeto y causa en una misma ilicitud, de manera tal que no le debe imponer 2 o más sanciones que sean la consecuencia de haber adoptado una conducta única".

Indica que "este principio tiene garantía de rango Constitucional a partir de la Convención Americana de Derechos Humanos y el pacto de Derechos Civiles y Políticos incorporado a la Constitución Nacional en el artículo 75º inciso 22".

En este sentido, "la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha entendido que esta garantía no es sólo para el caso de cosa juzgada sino también para el supuesto de pretenderse un juzgamiento por separado de presuntos delitos resultantes de un único hecho".

Procesalmente, "a los fines de la aplicación de esta garantía, se requiere la concurrencia de las tres identidades: persona, causa y objeto. Sobre el este punto señala Binder que la doctrina exige la concurrencia de ellas: En primer lugar, se debe tratar de la misma persona. En segundo lugar, se debe tratar del mismo hecho. En tercer lugar, debe tratarse del mismo motivo de persecución".

Estas tres correspondencias se suelen identificar con los nombres latinos eadem persona, eadem res, eadem causa petenti" (BINDER, Alberto M. "Introducción al derecho procesal penal" Ed. Ad-Hoc, Buenos Aires, 2000).

Por el expediente 1-47-1110-43-17-0, en donde el producto observado presenta iguales características de ilegitimidad es que esta Dirección de Faltas Sanitarias entiende que corresponde prohibir el producto antes descripto y todos los lotes de la misma firma con iguales características de rotulado, y seguir el curso de la instrucción de sumario por el expedientes antes mencionado, atento que se le imputan la presunta infracción a los artículos 1° y 3° de la Res. (ex MS y AS) N° 155/98 y evitar un dictamen en contrario por violar el principio de non bis in ídem.

Y desde el punto de vista procedimental la Administración Nacional resulta competente en las cuestiones que se ventilan en estos obrados en virtud de lo dispuesto por el artículo 3º inciso c) del Decreto Nº 1490/92.