Sociedad Escraches a empresarios

Precios cuidados por Quebracho

Tal como lo hicieron días atrás en una estación de servicio Shell, los manifestantes encapuchados y con palos se agolparon frente a un supermercado Coto para reclamar presuntos incumplimientos en el acuerdo de precios.
Avatar del

MDZ Sociedad

1/3
Precios cuidados por Quebracho(Télam)

Precios cuidados por Quebracho | Télam

Precios cuidados por Quebracho(Télam)

Precios cuidados por Quebracho | Télam

Imagen de archivo.(Desalambrar.com.ar)

Imagen de archivo. | Desalambrar.com.ar

Un centenar de militantes de la organización piquetera Quebracho escrachaba este mediodía a la cadena de supermercados Coto, en la sucursal ubicada en la zona porteña del Abasto, en el marco de una protesta contra la suba de precios.

>

La agrupación liderada por Fernando Esteche se concentró cerca de las 12:00 en la avenida Corrientes al 3200, donde se generó un colapso del tránsito vehicular por la interrupción de tres carriles de circulación.

De acuerdo a los planes de la organización piquetera, las protestas continuarían la próxima semana con escraches a las sedes centrales de bancos internacionales en la city porteña, como el HSBC.

Un fuerte operativo de la Policía Federal estába apostado en las inmediaciones al supermercado para evitar que los manifestantes, encapuchados y con palos en sus manos, protagonicen escenas de violencia contra el supermercado.

También participaban de la protesta liderada por Quebracho organizaciones sociales, de izquierda y piqueteras como 17 de Agosto, Teresa Rodríguez, Darío Santillán, Justicia y Libertad, entre otras.

Los manifestantes acusaban a la empresa Coto, dueña de 115 supermercados en Buenos Aires y el interior del país, de "extorsionar" y de "especular a costa de la miseria del pueblo" con aumentos "desmesurados" de precios.

"El Gobierno nacional debe dejar de diagnosticar, y decidirse a meter mano contra los intereses de los monopolios y oligopolios", exigió la organización a través de un comunicado publicado en medio de la protesta.

El Gobierno de Cristina Kirchner había denunciado públicamente a Alfredo Coto, dueño de esta cadena de supermercados, y a otros empresarios por aumentos de precios que no estaban en sintonía con los acuerdos firmados las autoridades de Comercio Interior.

La semana pasada manifestantes de Quebracho escracharon a la  petrolera angloholandesa Shell por las denuncias en su contra sobre supuesto intentos de desestabilizar la economía con aumentos  de precios.

La firma fue acusada por el Gobierno de intentar un "golpe de mercado" con la compra de dólares a un precio notablemente más alto que el valor oficial, lo que generó la devaluación más marcada en los últimos años, y de aumentar los precio sin autorización.

Las protestas de Quebracho y otras organizaciones de izquierda se dieron después de que Shell aceptara retrotraer los precios a un nivel indicado por el Gobierno tras un aumento unilateral del 12 por ciento determinado durante fines de enero por la compañía.