Por una falla en el cableado, volvieron a romper parte de la Arístides

Una falla en el cableado subterráneo obligó a volver a levantar parte de las flamantes veredas. La explicación del municipio.
Avatar del

Mariana Cavagnaro

1/4
Por una falla en el cableado, volvieron a romper parte de la Arístides

Por una falla en el cableado, volvieron a romper parte de la Arístides

Por una falla en el cableado, volvieron a romper parte de la Arístides

Por una falla en el cableado, volvieron a romper parte de la Arístides

Por una falla en el cableado, volvieron a romper parte de la Arístides

Por una falla en el cableado, volvieron a romper parte de la Arístides

Por una falla en el cableado, volvieron a romper parte de la Arístides

Por una falla en el cableado, volvieron a romper parte de la Arístides

Si los arreglos iniciales habían molestado a los comerciantes de la zona y habían provocado enojo e impaciencia entre los vecinos, el regreso de las remodelaciones generó incomprensión entre aquellos que a diario observaron los trabajos y hoy vuelven a vivir las complicaciones del arreglo de las veredas.  

Sin embargo, desde el Municipio de Capital explicaron que se trata de "correcciones" puntuales en ciertos tramos y que no deberían demorar más de una semana.

Para ello, han solicitado a la empresa prestadora de servicios que llevó a cabo la remodelación de la calle Arístides que diera marcha atrás al  trabajo en dos tramos debido a la necesidad de cambiar parte del cableado subterráneo.

Es que una vez finalizada la remodelación de las veredas de ocho cuadras de la Arístides, Edemsa testeó la instalación subterránea previo a las conexiones domiciliarias planificadas. 

Al verificar la conexión subterránea de 14.000 metros lineales de cable en 850 metros, Edemsa advirtió que en dos puntos había fallas en el cable subterráneo. Por este motivo, desde la comuna de Capital exigieron a la empresa prestadora "Dafre" que volviera a picar esos tramos donde el cable marcaba la falla señalada.

El trabajo que se está realizando en estos días consiste en volver a picar, cambiar esos tramos de cables, probar la conexión y tapar nuevamente, siempre garantizando la calidad de la obra.

Los tramos que nuevamente son intervenidos se ubican en Granaderos y Arístides (30 metros) así como en Huarpes y Arístides (30 metros). Desde Capital explican que las obras están avanzadas y deberían finalizarse en 7 días.

Juan Manuel Fillice, subsecretario de Desarrollo Urbano de la Municipalidad de Capital, explicó que "el cableado no pudo testearse antes de tapar las veredas debido a que hay que probarlos con corriente y para eso todos los tramos deben estar colocados antes. En esta oportunidad si vamos a poder probar el cableado antes de tapar las veredas".

El funcionario expresó que estos arreglos están dentro de la garantía de la obra, por lo que no les implica ningún gasto adicional al Municipio de Capital.

Más allá de estas correcciones, la obra continúa según lo planificado: se están realizando arreglos en la intersección de la Arístides con Belgrano para luego continuar con la etapa de conexión domiciliaria de manera subterránea para evitar cables aéreos y postes.