Policías salieron a robar y asaltaron a su jefe

El insólito hecho se registró en el partido bonaerense de La Matanza. La víctima persiguió a los asaltantes y los reconoció pero su superior le pidió que "tape todo" hasta que una denuncia anónima reveló lo ocurrido.
Avatar del

MDZ Policiales

1/2
Policías salieron a robar y asaltaron a su jefe

Policías salieron a robar y asaltaron a su jefe

Policías salieron a robar y asaltaron a su jefe

Policías salieron a robar y asaltaron a su jefe

Tres días de suspensión. Esa fue la sanción con la que un comisario intentó tapar un escándalo en la Policía Local del partido bonaerense de La Matanza. Sin embargo, una denuncia anónima derrumbó su plan y puso al descubierto una historia que terminó con cinco agentes de la Bonaerense desafectados.

Todo comenzó el 4 de abril, cuando el capitán Norberto Galeano, coordinador de la Policía Local en la zona de González Catán, fue asaltado por dos ladrones que intentaron robarle su camioneta. El agente se tiroteó con los asaltantes, los persiguió y chocó el auto en el que escapaban.

Cuando se acercó al coche de los ladrones, descubrió que los conocía: eran dos policías que prestaban servicio en su dependencia y estaban bajo su coordinación. Fuentes del caso identificaron a los acusados como los oficiales Antonio Ayala y Leonardo Custidiano.

El capitán Galeano informó lo que había sucedido a su superior, el comisario Aníbal Franco. La respuesta del jefe policial fue ocultar todo y exigirle a la víctima que no cuente nada.

La única medida que tomó, según los investigadores, fue encargarle a su segundo al mando, el subcomisario Diego Miranda, que emita una suspensión de tres días a los policías acusados por el robo. La justificación de la medida disciplinaria era haber cometido una "falta grave" ante un superior.

El escándalo se destapó dos días después, gracias a una denuncia anónima radicada en el área de Asuntos Internos de la Bonaerense. Tras una investigación, las autoridades lograron confirmar los hechos y decidieron desafectar a todos los implicados, incluida la víctima del robo, a quien también acusaron de incumplir sus deberes por ocultar lo que había sucedido.