Poder: sustantivo y verbo de Helene Parent, más allá del rock del vino

La empresaria que es dueña de Monteviejo, la bodega del "Wine Rock", estará una vez más en un especial lugar del barrio San Martín. Te lo contamos.
Avatar del

Gabriel Conte

1/2
Al centro, Helene Parent junto a las docentes de la escuela Comandante Espora.(@Comunicacional)

Al centro, Helene Parent junto a las docentes de la escuela Comandante Espora. | @Comunicacional

Poder: sustantivo y verbo de Helene Parent, más allá del rock del vino(@Comunicacional)

Poder: sustantivo y verbo de Helene Parent, más allá del rock del vino | @Comunicacional

"Querer es poder". Esa frase es motivadora, pero es un indicador además, de los déficits de aquellos que dicen querer y en realidad, poco pueden o quieren -en realidad- hacer en favor de los demás o del contexto en el que desarrollan su vida.

No, no es esta una columna de coaching ni autoayuda. Presentamos el caso de una empresaria que quiere y puede. El poder como verbo y como sustantivo se unen en favor de gente que necesita apoyo y lo recibe afectuosamente cuando se le ofrece.

Es el caso de la tarea de Helene Parent quien junto a sus hermanos Henri y Anne son hijos de Catherine Péré Vergé, quien invirtió en la industria vitivinícola del Valle de Uco con Monteviejo. No, tampoco hablamos del "Wine Rock", el evento que lidera el destacado enólogo Marcelo Pelleriti, que se realizó este fin de semana y que arremolinó a mucho más que garroneros de entradas que pujaron desde varios sectores, aun sustentando el sustantivo y el verbo "poder".

Se trata del valor agregado que la señora Parent le pone a su accionar en Mendoza y que no se trata de una pose social, sino de una actitud en función de una habilidad que la tiene como referente: su especialización en educación especial que trae consigo y que desde hace tiempo la ha acercado a una escuela, la 2-017, Coronel Tomás Espora, ubicada lejos del Valle de Uco y del Clos de los Siete que la familia integra con su propia bodega, sino en donde tiene que estar porque hace falta: el Barrio San Martín.

Todos los años llega desde Bélgica haciendo un link directo con las nuevas metodologías y técnicas para el abordaje integrador en las escuelas inclusivas. En Europa se dedica a la equinoterapia, entre otras actividades terapéuticas y educativas. Y en este caso, lo hará una vez más el martes 10 de abril desde las 10 de la mañana, allí en el bulevar Padre Llorens, al oeste de la Ciudad de Mendoza, presentando un documental excepcional de Ariel Larriba, "Espora", que puede verse arriba desde su canal de YouTube.

Helene ya  inauguró una nueva sala en la mencionada escuela, destinada a la "atención temprana" a la que denominaron Colibrí. "La sala de atención temprana "Colibrí" comenzó a trabajar en el año 2015, ofreciendo un espacio destinado a la primera infancia de alto riesgo socio ambiental (aquellos que viven en unas condiciones sociales poco favorecedoras, como son la falta de cuidados o de interacciones adecuadas con sus padres y familia, maltrato, negligencias, abusos, que pueden alterar su proceso madurativo y biológico (aquellos niños que durante el periodo pre, peri o posnatal, o durante el desarrollo temprano, han estado sometidos a situaciones que podrían alterar su proceso madurativo, como puede ser la prematuridad, el bajo peso o la anoxia al nacer", explicó el año pasado Carolina Iannizzotto, docente especializada en estimulación infantil. 

Así, entonces, quedará demostrado que todos los tienen poder pueden. Que hay cosas a las que aportar: pequeños granos de arena que terminan levantando como construcción mucho más que un éxito económico, una Humandad que se integra, acepta y camina junto a los demás por la vida.