Perpetua para el periodista que mató a su pareja y su hijo

Franco Rodrigo Gaspar Cinco envenenó a su novia y al hijo de ésta en junio de 2017, cuando les dio cianuro haciéndoles creer que era agua bendita.
Avatar del

MDZ Policiales

1/2
Perpetua para el periodista que mató a su pareja y su hijo

Perpetua para el periodista que mató a su pareja y su hijo

Perpetua para el periodista que mató a su pareja y su hijo

Perpetua para el periodista que mató a su pareja y su hijo

El periodista Franco Rodrigo Gaspar Cinco fue condenado a prisión perpetua por asesinar a su pareja y al hijo de ella, a quienes envenenó con cianuro luego de engañarlos y decirles que se trataba de agua bendita, en junio de 2017, en la provincia de Salta. "Yo no soy el monstruo que creen", dijo el hombre de 28 años antes de que conociera el veredicto.

Ayer a la tarde, la Sala II de los tribunales salteños consideró a Gaspar Cinco como el autor de los delitos de "homicidio simple en grado de tentativa en concurso real con homicidio doblemente calificado por la relación de pareja y por el medio utilizado veneno". Antes del doble crimen, el periodista intentó matar al nene de dos años llamado Amir de otras maneras porque le molestaba en su relación con su mamá, Alejandra Párraga, la segunda víctima.

Gaspar Cinco llegó al juicio acusado del doble homicidio de Alejandra y Amir, cometido el 5 de junio de 2017, en la casa de los Párraga, situada en Gorriti al 800, de la ciudad de Salta, donde el periodista llegó con una botella que, según él, contenía agua bendita para el chico, que estaba enfermo.

De acuerdo a la investigación, apenas tomó un trago de la botella, el nene colapsó. En ese momento, la mamá intentó practicarle respiración boca a boca pero también se descompensó al tomar contacto con el veneno. Amir fue trasladado a una clínica privada por sus abuelos y murió minutos más tarde, mientras que la mujer no llegó a entrar con vida al hospital San Bernardo. Gaspar Cinco fue detenido al día siguiente, durante el velorio de las víctimas.

Ayer a la mañana, tras los alegatos de las partes, el periodista declaró que jamás tuvo intención de matar a Alejandra ni tampoco a su hijo. "Con Alejandra teníamos planes y proyectos. Yo tengo un nene de cuatro años. Entonces, ¿en qué cabeza cabe que yo, ya teniendo el rol de padre, pueda hacer eso con otro?", afirmó.

La pena impuesta coincidió con lo solicitado por el fiscal penal 4, Ramiro Ramos Ossorio, de la Unidad de Graves atentados contra las Personas. Según el fiscal, el periodista no toleraba a Amir antes de haberlo conocido, "o sea que no toleraba la figura que representaba el nene y lo consideraba un estorbo en su proyecto de vida", de acuerdo a lo informado por TN.

Por su parte, Gaspar Cinco declaró que cuando conoció a Alejandra ella ya estaba "desbordada" por los problemas de salud de su hijo, que sufría una enfermedad respiratoria. Ese día recordó que su pareja había intentado darle un jarabe pero que el nene lo había escupido y que, después de eso, la vio volver de la habitación "como nerviosa y desesperada", tomar "la botella violeta de agua bendita" y volver al cuarto donde estaba el chico.

"Tomá chancho, hacé como la mamá, es agua bendita", sostuvo el acusado que le escuchó decir a la víctima. En cuestión de segundos, todo empezó a volverse un caos. "Me paré adelante y me di cuenta de que tenía la mirada perdida y espuma en la boca", indicó, y señaló que primero la chica le balbuceó incoherencias pero luego le reveló que ella también había tomado lo que él había llevado, por lo que le dijo "andá a tirar eso", y finalmente se desvaneció.