Sociedad Imágenes de la principal celebración cristiana

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe

El viernes santo es uno de los momentos más importantes para los creyentes. El Calvario, en Godoy Cruz, es el escenario de esas muestras de fe. Las historias que se cruzan.
Avatar del

Pablo Icardi

1/14
Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe(Pachy Reynoso/MDZ)

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe | Pachy Reynoso/MDZ

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe(Pachy Reynoso/MDZ)

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe | Pachy Reynoso/MDZ

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe(Pachy Reynoso/MDZ)

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe | Pachy Reynoso/MDZ

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe(Pachy Reynoso/MDZ)

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe | Pachy Reynoso/MDZ

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe(Pachy Reynoso/MDZ)

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe | Pachy Reynoso/MDZ

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe(Pachy Reynoso/MDZ)

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe | Pachy Reynoso/MDZ

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe(Pachy Reynoso/MDZ)

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe | Pachy Reynoso/MDZ

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe(Pachy Reynoso/MDZ)

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe | Pachy Reynoso/MDZ

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe(Pachy Reynoso/MDZ)

Patricio quiere volver a ver y otras muestras de fe | Pachy Reynoso/MDZ

 Patricio tiene varias cicatrices en su cabeza. Son las huellas de las siete operaciones que tuvo para poder mantener algo de vista. Esa pelea médica tuvo otro capítulo hace poco y, por ahora, Patricio perdió la visión. Ahora, dice frente al Calvario de Godoy Cruz, tiene fe en que va a recuperarla. Justamente de fe se trata su historia de futuro, pero su vida ha sido bastante más mundana: a pesar de las dificultades terminó como abanderado de la primera y como escolta en el secundario. "Quise estudiar bioquímica, pero por ahora no tengo vista", cuenta Patricio.

De su brazo está Ana María, su abuela. Ella lo acompañó a rezar y le ayuda. O, mejor, se ayudan mutuamente: ella le toma el brazo para bajar una escalera; pero él la guía para cruzar un puente. "Tenemos la esperanza de que recupere la vista", dice la mujer emocionada luego de haber pasado por una fila de más de 500 metros para entrar al sepulcro de Jesús montado en Carrodilla. Igual que con su nieto, Ana María, al hablar de lo que necesita, en realidad cuenta en segundo plano una extensa historia de superación. La última operación, cuenta, duró 11 horas y fue en el Central. La pelea por mejorar su salud comenzó mucho antes en el Notti y promete seguir.

Ana María tiene un apellido ilustre: Campanella. No sabe si es algo del cineasta, pero su vida, asegura, puede dar para una película. "Mi abuelo se salvó de la primera guerra mundial. Se tuvo que quedar quieto arriba de los muertos para que no lo atraparan. Allá comió hasta pericotes y no podía creer cuando vino a la Argentina: ‘la Argentina es bella', decía". La historia de Patricio y su abuela es una de las miles que se cruzan en el Calvario de Godoy Cruz. Semana Santa es la celebración más importante del cristianismo y el vienes santo es cuando se conmemora la muerte de Jesús en la cruz. Por eso es uno de los momentos de mayor reflexión de quienes profesan esa fe.

Folklore religioso en Godoy Cruz

Una señora lee un pasaje de la pasión de Cristo frente a una de las estaciones del vía crucis. A su lado una pareja hace lo mismo, pero siguen el texto desde su IPhone. La fila hace un zigzag enorme y el calor comienza a agobiar. "Venimos todos los años. Ahora desde Costa de Araujo. La fe no se pierde, a pesar de todo. Ahora hay muchas religiones y por eso viene menos gente acá. Pero a mí a los santitos no me los tocan. Yo vengo a agradecer por todo lo que nos da", cuenta Catalina Clalamoni, tapándose el sol con una mano.

A la salida del sepulcro hay una fila de personas con discapacidad que venden algunos suvenires. Todos están en silla de ruedas y son, aparentemente, los únicos autorizados para estar allí.

No hay miles de vendedores ambulantes como en otras épocas. Tampoco mucho fervor. Pero sí fe. Dentro de la capilla que está en la misma plazoleta donde se realiza el vía crisis se cruzan las personas que esperan confesarse con quienes rezan en silencio. Una señora solloza junto a su hija: pide por salud; sobre todo por salud. "Hay muchos problemas...cuesta llegar a fin de mes...pero lo importante es otra cosa", dice la mujer. Ella reza para que Dios le ayude a mejorar la salud de sus familiares. Los otros problemas, dice, tienen culpables más terrenales.