Pasar del escrache a la justicia; del desahogo a la reparación

La abogada especializada en Derecho de Familia, María Paula Vetrugno, opina en forma breve y concisa en torno a la violencia de género, poniéndo énfasis en un punto que considera crucial: el abordaje al victimario. El cambio cultural que hace falta en todos los niveles en la Argentina, a raíz del caso denunciado por Thelma Fardín contra Juan Darthés.

Avatar del

Paula Vetrugno

Thelma Fardín en el emotivo momento en que dio su testimonio.

Thelma Fardín en el emotivo momento en que dio su testimonio.

Estamos en un momento de crecimiento en materia de conciencia de género en la Argentina. Es altamente positivo que hoy se esté difundiendo a nivel masivo que abusar, violar, maltratar, agredir es un delito. Pero no hay que perder de vista que es un camino iniciado, por dos cosas:

La Dra. Vetrugno.

1- Para caminarlo, completo, hasta el final. En el recorrido nos estamos encontrando con pùertas abiertas y otras cerradas y con compañeros de ruta que no conocen a fondo de qué se trata, todavía embuídos culturalmente de otras prácticas, mañas y costumbres.

2- Para avanzar más allá de la víctima, atendiéndola, buscando reparación y justicia, empoderando al resto para que no caigan en las manos de los agresores, pero fundamentalmente abordando al victimario no solo con toda la fuerza de la ley en su contra, sino en forma multidisciplinaria. Si se lo abandona en una prisión, solamente, no se soluciona nada. Saldrá algún día igual o peor que cuando entró.

Nos debemos como sociedad construir instituciones y una nueva cultura en la que se pase del escrache a la justicia; del desahogo a la reparación del daño. Pero fundamentalmente, en donde se comprenda que el cambio cultural debe ser rotundo y abarcativo y no flashes del momento.

Temas
  • Opinión
  • género
  • violencia de género
  • abuso
  • violación
  • acoso
  • justicia
  • tratamiento
  • cambio cultural