Pasé y miré: donde se estaciona es seguro que nadie pasará

El aporte del lector es elocuente: un infractor que no sólo tapó la rampa destinada a las personas discapacitadas sino que además impide el paso por la senda peatonal. Nada menos que en Avenida San Martín, en pleno centro de la Ciudad. Según el denunciante, es muy común que ocupen este espacio donde está claramente prohibido estacionar.               

Redacción MDZ

Auto mal estacionado

Gentileza

La escena se repite en distintos puntos de la Ciudad. Los indolentes que estacionan su vehículo justo frente a la rampa de discapacitados. Pero en este envío de un lector de MDZ para la sección "Pasé y miré", el panorama es todavía más complejo.

Es que el infractor en cuestión no sólo tapó el sector para las personas discapacitados sino que además se estacionó sobre la senda peatonal. Y como frutilla de la torta, un hermoso poste de la luz se erige en el medio del paso.

Auto mal estacionado

Todo esto en un mismo lugar: San Martín y Don Bosco, frente a Jesuitas.

Esto, según denuncia el lector, sucede muy a menudo y lo peor, de acuerdo con su punto de vista, es que los agentes de tránsito lo observan "y no hacen nada", es decir no multan a los infractores.

Más allá de si hay sanciones o no, se trata de un mínimo de sensibilidad de quienes se estacionan en cualquier lado sin reparar en los demás.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?