Parecidos, pero muy distintos

La falta de lectura, la pobreza de vocabulario, la no recurrencia a diccionarios son algunas de las causas que explican las distorsiones de todo tipo.
Avatar del

Nené Ramallo

1/2
Parecidos, pero muy distintos

Parecidos, pero muy distintos

Parecidos, pero muy distintos

Parecidos, pero muy distintos

Al revisar los textos que se escriben rápidamente en las redes sociales, ya no constituye ninguna novedad la transgresión de las normas ortográficas. La falta de lectura, la pobreza de vocabulario, la no recurrencia a diccionarios son algunas de las causas que explican las distorsiones de todo tipo que se producen en esos mensajes y, en realidad, en comunicaciones de diversa índole.

En la larga lista de errores, se pueden contar los parónimos, términos muy parecidos en su significante, pero distintos en su significado. Damos algunos ejemplos, con su respectiva aplicación correcta:

ABSCESO (pequeña tumoración) y ACCESO (vía de llegada): Debieron operarlo para sacarle el absceso que le provocaba dolor. El acceso a la ciudad se complica en las primeras horas del día.

ACCESIBLE (de fácil acceso o trato) y ASEQUIBLE (que se puede conseguir o alcanzar): A pesar del alto cargo que desempeña, es un hombre sumamente accesible. No debe desalentarse: se trata de una meta asequible.

AGOSTAR (secar, consumir, debilitar) y AGOTAR (cansar, extenuar): Tantos años de sequía agostaron el suelo. El esfuerzo desmedido y el calor excesivo agotaron al atleta.

APÓSTROFE (insulto, agravio) y APÓSTROFO (signo de puntuación, en forma de coma pequeña, que se coloca en alto): El enojo de la gente se evidenció en los duros apóstrofes contra el funcionario. No es correcto pluralizar las siglas con apóstrofo y una ese.

APRENDER (adquirir el conocimiento) y APREHENDER (asir, apresar): Gracias a tu esfuerzo, los alumnos aprendieron bien el tema. Los gendarme aprehendieron a los contrabandistas.

BIANUAL (que se produce dos veces por año) y BIENAL (que se produce cada dos años): Esa revista tiene distribución bianual, pues nos llega en abril y en diciembre. Esa exposición bienal se realiza en los años pares.

CONDENAR (producir una sentencia) y CONDONAR (perdonar una pena o una deuda): El tribunal ya condenó a los acusados. El gobierno condonó las deudas a los afectados por las inundaciones.

CONSUMACIÓN (extinción, acabamiento total) y CONSUMICIÓN (acción de consumir, gasto): La consumación del hecho tuvo lugar en la madrugada. El joven no tenía dinero para abonar la consumición.

DESPOSAR (contraer matrimonio) y ESPOSAR (colocar esposas para sujetar a alguien por las muñecas): Eliana y Julián se desposaron en esa bella capilla. Lo esposaron para que no escapara.

EMINENTE (grande, elevado, que descuella entre los demás) e INMINENTE (que está próximo a suceder): Es un científico eminente. Es inminente el arribo de la delegación.

ESOTÉRICO (oculto, reservado) y EXOTÉRICO (común, accesible para el vulgo. Lo contrario a ‘esotérico): El brujo usaba un lenguaje esotérico, solamente para iniciados; en cambio, su ayudante hablaba en términos exotéricos.

ESPECIA (sustancia vegetal aromática, para condimento) y ESPECIE (conjunto de cosas semejantes entre sí, por poseer caracteres comunes): Debía buscar la pimienta en la sección dedicada a las especias. Se trata de una especie rara, de un ave en peligro de extinción.

INFECTAR (adquirir una infección, como en Se infectó de hepatitis) e INFESTAR (dicho de gran cantidad de individuos de una misma especie, ‘invadir [algo o a alguien] en forma de plaga’: Las garrapatas también nos infestaban). En participio, va normalmente seguido de un complemento con de: El terreno era umbrío, muy húmedo e infestado de mosquitos).

INFRINGIR (violar una norma) e INFLIGIR (causar daño): No les importa infringir las leyes de tránsito. Su agresión le infligió una pena de la que no pudo recuperarse.

INICUO (malvado, injusto, contrario a la equidad) e INOCUO (que no causa daño): La aplicación de ese impuesto es una medida inicua, sobre todo para los docentes y jubilados. Puede tomar tranquilo esa bebida pues es inocua.

LASITUD (desfallecimiento, falta de fuerzas) y LAXITUD (relajamiento): Después de un ejercicio tan intenso, se encontraba con gran lasitud. Respiró profundamente y alcanzó la laxitud.

PARÁFRASIS (explicación o interpretación de un texto) y PERÍFRASIS (rodeo de palabras): Con esa pobreza de vocabulario, es difícil que haga una buena paráfrasis de esa lectura. El alumno sabía poco del tema y trataba de impresionar con una perífrasis tras otra.

PRESCRIBIR (recetar; concluir o extinguirse una causa, una pena, una deuda)) y PROSCRIBIR (exiliar a alguien de su tierra): Le prescribieron reposo. Han pasado diez años y la causa prescribió. Lo proscribieron al exilio injustamente.

PREVER (ver por anticipado) y PROVEER (aprovisionar, llevar provisiones): Una buena ama de casa sabe prever las necesidades del hogar y se preocupa por proveer los víveres para toda la semana.

SÚBDITO (sujeto a la autoridad de un superior) y SÚBITO (repentino, inesperado): Los súbditos saludaron con respeto a sus reyes. Tuvo un problema súbito y debió retirarse.

Nené Ramallo