Nanofibras para arrastrar y eliminar células cancerígenas

Una ingeniosa técnica hecha en Estados Unidos, en su etapa experimental, logró reducir tumores del cerebro.
1/2
La imagen corresponde al artículo publicado en Nature.com

La imagen corresponde al artículo publicado en Nature.com

Nanofibras para arrastrar y eliminar células cancerígenas(www.science.com)

Nanofibras para arrastrar y eliminar células cancerígenas | www.science.com

Científicos en Estados Unidos desarrollaron una técnica para hacer que el cáncer se conecte a una especie de monorraíl que las llevaría a su perdición.

>

En un artículo difundido por BBC Mundo, la novedad llega del Instituto de Tecnología de Georgia. Allí se diseñó nanofibras más delgadas que el cabello humano en la que las células cancerígenas eligen viajar y propagarse. Esta suerte de riel las llevaría a lugares del cuerpo donde es más fácil operar para los cirujanos o donde habría un fármaco listo para matarlas.

En su etapa experimental hecha en ratas, os investigadores demostraron que, al engañar a las células del cáncer para que migren a otras partes, se puede reducir el tamaño de los tumores.

Se trabajó con gliobastomas, un cáncer en el cerebro que es difícil de tratar y que tiene la tendencia de propagarse dentro del cerebro.

>

En qué consiste

Como las células cancerígenas viajan por los nervios y los vasos sanguíneos en la medida que invaden el cerebro, la tecnología de nanofibra imita los canales que esas células utilizan para moverse. La idea es que esas células cancerígenas pasen de los nervios y vasos sanguíneos a la nanofibra, para ser conducidos a una zona del cerebro que luego será eliminado por un medicamento.

En las pruebas hechas en el laboratorio, varios tipos de cáncer se subieron a este monorraíl.

Estudios en animales demostraron que los tumores podrían ser sacados del cerebro y llevados a un gel tóxico implantado.

El tamaño del tumor fue un 93% más pequeño en los animales que tenían este sistema, en comparación con las ratas en las que no se trató el tumor.

Otra posible aplicación puede ser ayudar a que las cirugías para retirar el cáncer sean más sencillas.

En una operación normalmente se retira el tumor y el tejido que le rodea. Pero cuando el cáncer se encuentra en el cerebro, este procedimiento se convierte en un reto, pues retirar cualquier tejido innecesario puede traer terribles consecuencias.

Emma Smith, de la fundación Cancer Research UK, dijo que "este enfoque fascinante de vanguardia podría llevar a desarrollar nuevas formas para detener el crecimiento de los tumores sin dañar tejido sano, algo que es particularmente importante para las personas con tumor en el cerebro".

"Pero (la investigación) todavía está en pañales, y hasta ahora sólo ha sido probada en ratas, así que queda mucho antes de poder saber si será un tratamiento de cáncer seguro y efectivo".

Fuente: BBC Mundo