Murió Coco Miranda, el médico de los "pacienteamigos"

Un médico y un animador social de sus pacientes: un amigo. Juan Carlos "Coco" Miranda nos dejó este día feriado, mientras estábamos distraídos.
Avatar del

Gabriel Conte

1/2
Murió Coco Miranda, el médico de los "pacienteamigos"

Murió Coco Miranda, el médico de los "pacienteamigos"

Murió Coco Miranda, el médico de los "pacienteamigos"

Murió Coco Miranda, el médico de los "pacienteamigos"

No había forma de no hacerse amigo del doctor Miranda. Juan Carlos, "Coco" para el que fue a su consultorio más de dos veces, murió en el Día de la Bandera, cuando estábamos distraídos de nuestros achaques y, posiblemente, ni pensamos en él, rodeado de los nuestros. 

Nadie puede creerlo todavía: es imposible que el hombre que transmitía vida día a día, que invitaba a vivir saludable, que recetaba afecto y te daba abrazos y palmadas en la espalda para quitarle la carga negativa a cualquier enfermedad, haya muerto. Todos pensamos que era inmortal.

Coco murió. Nos enteramos por las redes sociales y el impacto es enorme. 

Se trata de un luchador contra los molinos de viento que no debía dejarnos. Tenía tarea por delante. No solo como médico que generaba "pacienteamigos" cada día, sino que luchaba contra las inequidades del sistema de salud y denunciaba la corrupción, presente en todo lugar en donde pueda meterse.

La partida de Miranda ha dejado perplejos a miles de mendocinos y a muchos que compartieron sus momentos de eterno buen humor en congresos internacionales o cursando alguna nueva y compleja especialización, algo que nunca resignó a pesar de poseer numerosos conocimientos.

"Che, dejate de joder. Vos no estás enfermo, tenés que tomar más agua y hacer vida sana. Venite a yoga conmigo", era una de sus frases más desconcertantes proviniendo de un hombre de guardapolvo blanco del que se espera, siempre, que tire una receta o un estímulo más químico que afectuoso.

Fue columnista de MDZ Radio, siempre preocupado por qué decir sin alarmar y tímido, temeroso del uso del aire publico de una radio. Los oyentes lo recordarán.

Orgulloso eternamente de sus hijas y de su esposa, no hubo jamás un momento en el que no las mencionara en medio de una visita a su consultorio en la Clínica de Cuyo, el Hospital Saporitti o a su nuevo consultorio, recientemente abierto.

Se fue el doctor Miranda, "Coco" para sus pacienteamigos". Imposible creerlo. Imposible no recordarlo.