Mueren más personas por caerse de la cama que del avión

Sólo en Estados Unidos por año unos 450 individuos fallecen por caer de su lecho, mientras que los fallecidos por accidentes aéreos son muchos menos.
Avatar del

MDZ

1/2
Mueren más personas por caerse de la cama que del avión(MDZ)

Mueren más personas por caerse de la cama que del avión | MDZ

Mueren más personas por caerse de la cama que del avión(MDZ)

Mueren más personas por caerse de la cama que del avión | MDZ

Muchos temen viajar en avión. Temen a la muerte. Algunos, de antemano, por el solo hecho de imaginarse por encima de los diez mil metros de altura; otros, por la experiencia de haber sufrido alguna turbulencia. Pero lo concreto que son más los que mueren en el mundo por caerse de menos de medio metro de la cama que de las nubes.

Sólo en Estados Unidos caerse de la cama mata a 450 personas y provoca alrededor de 1.8 millones de ingresos a una sala de emergencia, como también más de 400 mil hospitalizaciones al año. Las personas mayores de 65 años son los más afectados cuando se caen.

Casos como éstos ocurren en todo el mundo y como no hay estadísticas se entiende que son mucho más que 450. Mientras que las muertes por accidente aéreo varían cada año. Por ejemplo en 1996 hubo 1179 casos y en 2011, 145; un año después pasó a 358 y en 1976, sólo 17 víctimas.

En el último año murieron 265 personas en 29 accidentes aéreos y es la cifra más baja de los últimos diez años.

De hecho 2013 fue un año realmente seguro para la seguridad aérea. Los pocos accidentes han estado protagonizados por el choque en pleno vuelo de manera accidental en Mozambique, debido a que uno de los pilotos no tenía ni licencia de vuelo.

También mueren menos personas al año por accidente en avión que por asfixia autoerótica, algo que por cierto no hacen todos: se trata del acto de estrangularse o sofocarse a uno mismo para elevar el orgasmo. En estos casos la muerte ocurre ante la falta de oxígeno en el cerebro. Sólo en Estados Unidos unas mil personas mueren al año por esta causa.