Messi, nuevamente complicado por los Panama Papers

Nuevos documentos difundidos por el Consorcio Internacional de Periodistas apuntan a una presunta maniobra de evasión.
Avatar del

MDZ, Nacionales

1/2
Messi, nuevamente complicado por los Panama Papers

Messi, nuevamente complicado por los Panama Papers

Messi recibió una condena en suspenso en España por evasión, y una sanción económica

Messi recibió una condena en suspenso en España por evasión, y una sanción económica

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) difundió nueva información que complica a Lionel Messi, después de acceder a más documentos relacionados con los Panama Papers. Al capitán de la Selección se lo vincula con una supuesta maniobra de evasión.

De acuerdo con los periodistas de La Nación que integran el ICIJ, Messi quedó bajo la lupa de las autoridades panameñas que recibieron un Reporte de Operación Sospechosa (ROS) de lavado de activos u otro presunto delito por Mega Star Enterprises Inc, la sociedad offshore registrada en Panamá que el futbolista compartió con su padre.

Esto ocurrió en 2017, un año después de que los abogados del futbolista dijeran que la offshore había quedado inactiva. Es más: los nuevos documentos revelan que Mega Star Enterprises permanece activa en Panamá, según se desprende de decenas de mails intercambiados entre Mossack Fonseca y los intermediarios uruguayos que contrató la familia Messi para gestionar la sociedad. 

Consultados por El Confidencial de España, un abogado de la familia Messi negó cualquier tipo de irregularidad fiscal sobre la sociedad Mega Star Enterprises y aclaró que nunca tuvieron noticias sobre el ROS emitido en Panamá.

Resumen de lo publicado por el Consorcio Internacional de Periodistas

La relación entre Mossack Fonseca y la familia del capitán de la selección argentina se deterioró después de los Panamá Papers. Los panameños pidieron documentación específica sobre los accionistas, beneficiarios finales y el origen de los fondos de la firma en reiteradas ocasiones.

Pero como la información nunca llegó, Mossack Fonseca ordenó la renuncia de los directores que había designado como "prestanombres" legales y, luego, renunció también como agente de registro de la offshore.

Pero Mossack Fonseca fue más allá: reportó a Mega Star Enterprises ante las autoridades panameñas ante la falta de respuestas concretas desde Uruguay.

El siguiente paso de los Messi fue ponerse en contacto con el estudio Arifa, también especializado en la gestión de sociedades offshore para retomar los trámites para regularizar la situación de Mega Star Enterprises, que en ese momento ya funcionaba sin autoridades.

En mayo de 2017, en tanto, el Tribunal Suprema de España condenó a Messi a 21 meses de prisión y una multa de 2 millones de euros por evasión de impuestos. Los jueces entendieron que el jugador conocía inequívocamente su obligación de tributar por el dinero que obtuvo por la explotación de derechos de imagen.

Sin embargo, Mega Star Enterprises no forma parte de la red de siete sociedades offshore que fueron investigadas por la justicia española. La sociedad, creada en junio de 2013, se hizo pública con los Panamá Papers. Tanto el futbolista como su padre Jorge Messi habían quedado expuestos cuando Mossack Fonseca pidió los nombres de los dueños de la sociedad para incorporarlos como clientes allá por 2013.

El trámite consumió decenas de correos electrónicos cruzados y numerosa documentación que confirma que los dueños de la firma son los Messi.

Ante este nuevo caso, uno de los abogados de la familia Messi en España dijo que el jugador legalizó en España toda su situación fiscal irregular antes y después de 2009 y que pagaron la sanción proporcional para los años 2010-2013. "Ahora todo está legalizado en la Agencia Tributaria española. Desde 2014, gestionan los derechos de imagen de Messi se gestionan a través de una empresa española", agregó al ICIJ.