Mendoza, una de las "ciudades amigables" del mundo con los adultos mayores

La Ciudad es parte de la Red Mundial de Ciudades Amigables de la Organización Mundial de la Salud por el trabajo que lleva a cabo con los adultos mayores.
1/2
Mendoza, una de las "ciudades amigables" del mundo con los adultos mayores(Municipalidad de Mendoza)

Mendoza, una de las "ciudades amigables" del mundo con los adultos mayores | Municipalidad de Mendoza

Mendoza, una de las "ciudades amigables" del mundo con los adultos mayores(Municipalidad de Mendoza)

Mendoza, una de las "ciudades amigables" del mundo con los adultos mayores | Municipalidad de Mendoza

 La Municipalidad de Capital fue incorporada a la Red Mundial de Ciudades y Comunidades Amigables con las personas mayores, un estamento de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Así se lo comunicó al intendente Rodolfo Suarez, John Beard desde la sede del organismo multilateral con sede en Ginebra, Suiza.

De tal manera, la Ciudad de Mendoza se suma a un movimiento mundial creciente de comunidades, ciudades y diferentes niveles de gobierno dentro de los países, que "se esfuerzan por satisfacer mejor las necesidades de sus residentes mayores", según explicó la Red en su misiva al intendente Suarez.

Cabe mencionar que el municipio es promotor en el cuidado de los adultos mayores en pos de mejorar la calidad de vida y fortalecer las oportunidades para el envejecimiento saludable. Con diferentes actividades y programas especiales, la Ciudad apunta al trabajo en red con instituciones públicas y privadas. Los "Clubes de día", espacios creados especialmente para propiciar el uso del tiempo libre de modo recreativo, productivo y en comunidad, se convirtieron, con el transcurso del tiempo, en un claro ejemplo del impacto positivo de las políticas públicas apuntadas a los abuelos.

Por su parte, en diferentes delegaciones, centros y espacios municipales, se desarrollan talleres con temáticas diversas: reciclado y cuidado del ambiente; costura y tejido; talleres sociales y de teatro; espacios para la danza, folclore y el tango, entre otras actividades.

Asimismo, con el avance de la tecnología, y ante los cambios vertiginosos que ha traído el desarrollo en las comunicaciones, una de las apuestas de la Municipalidad ha sido poder incorporar a este ámbito a sus vecinos de la tercera edad. Con el programa nacional +Simple,el municipio entregó tablets con un software diseñado especialmente para que puedan incorporar e integrar la tecnología de la información y lo hizo acompañado de capacitaciones sobre el uso de las mismas.

Este año, se incorporó el proyecto "Los mayores van al cine", que pone a disposición el Microcine municipal con proyección de películas destinadas exclusivamente a los abuelos.

Otro de los beneficios que impulsó la Ciudad de Mendoza para mejorar la calidad de vida de los adultos mayores se ve reflejado en materia de accesibilidad, a través del Plan de Renovación Urbana. Un ejemplo de ello es la nueva Plaza San Martín, que se convirtió en un espacio público moderno, amigable, accesible e integrado.

Al unirse a la Red, la Ciudad de Mendoza asumió el compromiso de "compartir y promover los valores y principios del enfoque de la OMS de compatibilizar sus programas con la edad de la población, de tal modo de implementar los cuatro pasos para crear entornos locales amigables con la edad y participando activamente en la red".

La Red Mundial de Ciudades Amigables con Personas Mayores, por su parte, le permitirá a la capital de Mendoza activar o complementar tres ejes dentro de su plan de gestión:

  • Establecer relaciones entre las ciudades participantes y entre ellas y la Organización Mundial de la Salud.
  • Facilitar el intercambio de información y buenas prácticas, que mejoran las intervenciones en los municipios.
  • Proporcionar apoyo técnico y capacitación.

¿Qué es una ciudad o comunidad amigable con las personas mayores?

En una comunidad amigable con el envejecimiento, las políticas, los servicios y las estructuras relacionadas con el entorno físico y social de la ciudad se diseñan y reorganizan para apoyar y permitir a las personas mayores vivir dignamente, disfrutar de una buena salud y continuar participando en la sociedad de manera plena y activa.

En definitiva, una ciudad amigable con las personas de mayor edad:

  • Reconoce la diversidad de las personas mayores.
  • Promueve una cultura de inclusión compartida por personas de todas las edades.
  • Respeta sus decisiones y opciones de forma de vida.
  • Anticipa y responde manera flexible a sus necesidades y preferencias relacionadas con el envejecimiento activo.