Mendoza se quedó sin "La Lechiguana": murió Milka Durán

Era una personalidad artística de Mendoza, surgida desde las entrañas de la radio. Una locutora que fue más allá de sus obligaciones y se volvió actriz y referente. Sobre todo, buena persona, querida por todos.
Avatar del

MDZ Cultura & Ciencia

1/5
Mendoza se quedó sin "La Lechiguana": murió Milka Durán(Gentileza)

Mendoza se quedó sin "La Lechiguana": murió Milka Durán | Gentileza

Mendoza se quedó sin "La Lechiguana": murió Milka Durán(Alf Ponce / MDZ)

Mendoza se quedó sin "La Lechiguana": murió Milka Durán | Alf Ponce / MDZ

Mendoza se quedó sin "La Lechiguana": murió Milka Durán(Nacho Gaffuri / MDZ)

Mendoza se quedó sin "La Lechiguana": murió Milka Durán | Nacho Gaffuri / MDZ

Mendoza se quedó sin "La Lechiguana": murió Milka Durán

Mendoza se quedó sin "La Lechiguana": murió Milka Durán

Mendoza se quedó sin "La Lechiguana": murió Milka Durán(Nacho Gaffuri / MDZ)

Mendoza se quedó sin "La Lechiguana": murió Milka Durán | Nacho Gaffuri / MDZ

 La locutora y actriz Milka Durán (nacida como Sara Ofelia Carmona) murió esta tarde. Conocida por sus personajes en Radio Nihuil que luego paseó por otras radios, principalmente en el rol de "La Lechiguana", con el libreto de Jorge Sosa, se transformó en una personalidad de la sociedad en Mendoza, querida por todos y admirada por muchos locutores por su constancia, dedicación, su don de gente y vocación de servicio.Los últimos años de su vida integró el elenco Comunicaktores, con la misma fuerza que en su juventud. Sin embargo, en los últimos días -como le dijo una de sus amigas, Gabriela Figueroa, a MDZ en su momento- "su vida se estaba apagando".

Escuchala:

Sobre sus personajes en la radio y, particularmente sobre La Lechiguana, le contó a Los Andes: En el 78', él (Jorge Sosa) tenía un programa en la trasnoche de Nihuil junto a otros locutores. Yo estaba de turno a esa hora, así que siempre agregaba cosas a lo que decían, porque soy espontánea en el humor. Les gustaron mis intervenciones y dejaron que las hiciera, así que yo le dije que me escribiera un personaje, imaginate, yo ya me salía de la vaina por hacerme la loca (risas). "Qué querés que te escriba?", me preguntó, y yo le dije que quería una bruja.

En una charla con MDZ hace casi una década, dejó conceptos fundamentales para comprender la radio en Mendoza:

 - La radio para mí lo es todo, es parte de mi esencia. Yo pienso que la radio no morirá nunca, porque la radio es el instante, es la música, es el servicio a la comunidad, el puente entre la persona que desea dar algo y la que lo necesita. ¡La radio es hermosa! Noventa años ya de aquellos "Locos de la Azotea", del legendario médico Enrique Susini y de la transmisión de "Persifal", del revolucionario Richard Wagner desde el Teatro Coliseo de Buenos Aires, aquella inolvidable noche del 27 de agosto de 1920... ¡Feliz cumpleaños, radio querida, feliz cumpleaños!  

 - La radio significa tener comunicación con la sociedad. Todos: los locutores, la gente que hace prensa, los animadores e incluso los actores que en la "época de oro" del radioteatro hicieron lo suyo. Ellos trabajaban hacia la población y también comunicaban -tal vez sin darse cuenta- porque lo hacían simplemente poniendo su corazón. Actores como Servando Juárez, Luis Francese, Federico Frávega y el matrimonio conformado por Manuel García Bergain y Julia Plá, por citar tan sólo a algunos, hicieron muchísimo por la radiofonía mendocina. 

El radioteatro

 - ¡Es que el radioteatro era la magia de la radio! Por aquellos años, las familias enteras salían a trabajar; algunas estaban -por ejemplo- cosechando frutas trepados a las plantas y llevaban con ellos los aparatos de radio portátiles que acababan de salir al mercado, podían llevarlos a donde quiera que fueran. Entonces, no se perdían ninguna novela; cada miembro del grupo familiar imaginaba cómo serían los rostros de los que hacíamos teatro y eso era algo maravilloso. Esto fue así hasta que comenzamos a salir de gira por todos los pueblitos de las provincias y, entonces, esa imaginación de muchos se vio frustrada porque, tal vez, no éramos los más esbeltos, jóvenes o hermosos que nos habían soñado... (ríe a carcajadas) Este período comenzó en la década del 40 y duró aproximadamente hasta 1965. 

- Lo que lo hirió de muerte fue, sencillamente, que no se pagó más el sueldo a los actores. Lo mismo sucedió con las orquestas de músicos estables que funcionaban en cada emisora y que llegaron a acompañar a artistas de fama internacional de la talla de Mariano Mores, del eximio guitarrista Oscar Alemann o del mexicano Pedro Vargas. También venían numerosas orquestas extranjeras de jazz, que gustaban muchísimo al público.