Máxima dio el último adiós a su hermana Inés

La reina de Holanda estuvo acompañada en el cementerio Memorial de Pilar por su marido, el rey Guillermo Alejandro, y sus tres hijas. Luego se sumó la primera dama, Juliana Awada.
Avatar del

MDZ Sociedad

1/4
Máxima dio el último adiós a su hermana Inés(publicada por Clarín)

Máxima dio el último adiós a su hermana Inés | publicada por Clarín

Máxima dio el último adiós a su hermana Inés

Máxima dio el último adiós a su hermana Inés

Máxima dio el último adiós a su hermana Inés(publicada por Clarín)

Máxima dio el último adiós a su hermana Inés | publicada por Clarín

Máxima dio el último adiós a su hermana Inés

Máxima dio el último adiós a su hermana Inés

La reina Máxima de Holanda ingresó poco después de las 13.30 a bordo de una camioneta blanca junto a su marido, el rey Guillermo Alejandro, y sus tres hijas al cementerio Memorial, en el kilómetro 47 de la Panamericana, en Pilar, para despedir a su hermana Inés, quien fue hallada muerta la madrugada del miércoles.

A las 15.20, arribó a las necrópolis la Primera Dama, Juliana Awada, en un automóvil con dos custodios. Ingresó rápidamente para acompañar la ceremonia de despedida de la hermana de la reina de Holanda. 

Máxima había arribado a la Argentina junto a su familia a las 5.28 en el vuelo 701 de la aerolínea KLM, que aterrizó hoy en Ezeiza.

Un grupo de tres camionetas y un auto integraban la comitiva que entró al cementerio, en cuyo ingreso hay decenas de periodistas, a quienes un rato antes personal de prensa de la embajada de los Países Bajos había pedido "colaboración" para no bloquear el paso de los autos.

A 100 metros de la entrada al Memorial montaron un gazebo color verde, donde se estima se realizará la ceremonia, según constató Télam. 

Máxima canceló todos sus compromisos oficiales hasta fines de la semana que viene, entre ellos un viaje de estado a Letonia, Estonia y Lituania, para viajar a la Argentina. 

Inés Zorreguieta, quién tenía 33 años, fue hallada sin vida en un departamento de la calle Río de Janeiro al 200, del barrio porteño de Caballito, y las primeras pericias realizadas ayer indican que se habría suicidado, según fuentes de la Policía de la Ciudad. 

La joven, que había sufrido problemas depresivos y de trastornos alimentarios, había sido dama de honor en la boda de Máxima y Guillermo Alejandro en febrero de 2002 y era madrina de la tercera hija del matrimonio, Ariana.