Mató a un delincuente durante una entradera

Ocurrió esta mañana en la localidad bonaerense de Acassuso, cuando tres sujetos armados irrumpieron en una vivienda.
Avatar del

MDZ Policiales

1/2
Mató a un delincuente durante una entradera(WEB)

Mató a un delincuente durante una entradera | WEB

Mató a un delincuente durante una entradera(WEB)

Mató a un delincuente durante una entradera | WEB

Un hombre de 63 años mató de un balazo en el pecho a uno de los tres delincuentes armados que ingresaron a robar a su casa de la localidad bonaerense de Acassuso, en tanto que sus cómplices fueron detenidos momentos más tarde cuando escapaban con los elementos robados.

El hecho se registró alrededor de las 11 de esta mañana, cuando el dueño de casa se encontraba junto con un albañil en la puerta de la vivienda, ubicada en Mariano Ezpeleta al 400, de esa localidad del partido de San Isidro, en el norte del conurbano.

Según informó a la agencia estatal Télam el titular de la Jefatura Distrital San Isidro, el comisario inspector Eduardo Codina, "estaba el albañil con el propietario de la vivienda destapando un caño y tres delincuentes que pasaban con un vehículo lo aprovecharon".

Se trataba de un hombre y una mujer armados que dejaron a su cómplice al volante, bajaron del auto Renault Logan en el que se movilizaban, abordaron a las víctimas y las amenazaron con dispararles.

"Los obligaron a ingresar al domicilio, donde se encontraba la hija del propietario, quien también es reducida", relató el jefe policial, y agregó que los ladrones llevaron a las víctimas a una habitación, "maniataron a la chica -de unos 25 años- y los maltrataron, les pegaron algunos cachetazos".

Los delincuentes comenzaron a revisar los diferentes ambientes de la casa y robaron dos notebooks, teléfonos celulares, relojes, algunas joyas y una pequeña suma de dinero en efectivo.

De acuerdo con el relato de Codina, cuando estaban por dejar el lugar, "uno de los delincuentes amenazó con llevarse a la chica" con la aparente intención de amedrentar al dueño de casa para que entregara más efectos valiosos.

Asustado ante esa posibilidad, el hombre aprovechó un descuido y accedió a un revólver calibre .38 de su propiedad, que tenía registrado legalmente, y "en el momento en que el ladrón se le abalanza le dispara un tiro en el pecho", dijo el comisario.

"El delincuente sale corriendo, ya en la calle dispara algunas veces al aire creyendo que el propietario lo perseguía y finalmente cae a unos cuarenta metros", agregó Codina sobre el ladrón, quien falleció frente a la puerta de una vivienda vecina.

En tanto, la mujer, que ya había salido de la casa con la mayor parte de los elementos robados, logró subir al Logan con el tercer cómplice y juntos escaparon de la zona a toda velocidad.

Uno de los vecinos que había observado la secuencia llamó al servicio de alerta 911 para relatar lo ocurrido y dar los detalles del modelo y el color del auto en el que fugaban los delincuentes, por lo que las autoridades montaron rápidamente un operativo rastrillaje en los alrededores.

Momentos más tarde, efectivos de la jurisdicción ubicaron al Logan transitando por la intersección de la avenida Bernabé Márquez y avenida Juan Segundo Fernández, frente al Golf Club de San Isidro, a unas 40 cuadras de la vivienda asaltada. Tras una breve persecución los policías lograron interceptar el vehículo y detener a sus ocupantes sin encontrar resistencia.

A bordo del Logan, que luego se comprobó que había sido robado durante las últimas horas en la localidad de Ramos Mejía, en el partido de La Matanza, encontraron casi todos los valores robados a la familia de Acassuso y secuestraron un revólver calibre .22 con el que presuntamente la mujer había intimidado a sus víctimas.

Paralelamente, personal de la Policía Científica bonaerense arribó a la casa asaltada y constataron la muerte del delincuente baleado, en cuyo poder encontraron una pistola calibre .25 y el reloj del dueño de la vivienda.