Mató a su padre antes del brindis de Año Nuevo

Ocurrió en una vivienda del barrio San Roque, en la ciudad de Córdoba. Leonardo Javier Moyano, de 36 años, fue detenido tras asesinar a su padre y enterrarlo en la huerta de su casa.
Avatar del

MDZ

1/2
Mató a su padre antes del brindis de Año Nuevo

Mató a su padre antes del brindis de Año Nuevo

Mató a su padre antes del brindis de Año Nuevo

Mató a su padre antes del brindis de Año Nuevo

Durante las horas finales del 2017 se produjo un macabro hallazgo en el interior de una casa del barrio San Roque, en el oeste de la ciudad de Córdoba. El domingo al mediodía los policías encontraran enterrado en la huerta del domicilio el cadáver del dueño de la vivienda, Tomás Roque Moyano (74), y su hijo Leonardo Javier Moyano (36) fue detenido e imputado por el asesinato.

El asesinato se habría registrado entre la noche del viernes y las primeras horas del sábado, momento en que padre e hijo se encontraban solos en el interior del hogar de calle Aviador Camilotti al 1600.

Al jubilado los vecinos lo vieron por última vez el viernes a la tarde, y el sábado después del mediodía llegó a la casa la concubina de Leonardo, quien se convertiría luego en una pieza clave para desentrañar lo sucedido. Es que la mujer advirtió que había una camisa manchada con mucha sangre y que su pareja nada le decía sobre el paradero de su padre.

Ante esto, la mujer llamó a su hermana, a la que le contó sobre sus sospechas. Fue esta última mujer la que terminó por avisar al 101 de la Policía que en el interior de esa casa algo malo pudo haber ocurrido.

Según consigna La Voz, fue entonces que el domingo, minutos después del mediodía, los efectivos del Grupo Especial de Salvamento (GES) y de la división Canes se constituyeron en el domicilio de calle Aviador Camilotti. Mientras los agentes policiales iban revolviendo la casa, las dudas se acrecentaban.

En el lugar secuestraron una camisa con sangre que estaba escondida en un jarrón, una soga que ya había sido tirada al cesto de la basura y un bolso con ropa en el baúl de un auto.

Cuando los perros adiestrados salieron al patio, los policías se miraron entre sí. Es que los animales fueron directo hacia una pequeña huerta, en la que a simple vista se observaba que la tierra había sido removida de manera reciente.

No fue necesario que los agentes del GES cavaran mucho. A 70 centímetros de la superficie, encontraron el cadáver de Tomás. Se presume que lo mataron de un potente golpe que le aplicaron con un objeto contundente, aunque la autopsia terminará por brindar mayores precisiones en ese aspecto.

Por lo pronto, la fiscal de Violencia Familiar Bettina Croppi, a cargo de la instrucción, ordenó la inmediata detención de Leonardo, acusado de homicidio calificado por el vínculo.

De acuerdo a los primeros testimonios recogidos en la cuadra, los vecinos habrían escuchado el viernes a la noche una acalorada discusión entre padre e hijo.