Macabro: se robaron el cuerpo de un bebé de un cementerio

Ocurrió en diciembre del año pasado. Los padres del niño continúan la búsqueda y denuncian que la Justicia no actúa. El cuerpo fue robado de su féretro en el cementerio de la localidad bonaerense de Nicanor Otamendi.
Avatar del

MDZ Policiales

1/2
Macabro: se robaron el cuerpo de un bebé de un cementerio

Macabro: se robaron el cuerpo de un bebé de un cementerio

Macabro: se robaron el cuerpo de un bebé de un cementerio

Macabro: se robaron el cuerpo de un bebé de un cementerio

El cuerpo de un nene fue robado del cementerio de la localidad bonaerense de Nicanor Otamendi en diciembre y aún no aparece. "La causa no avanza y aún no sabemos dónde está", se lamentó el padre de Ciro.

Ciro tenía un año y tres meses cuando murió de neumonía. Su papá había pedido tres veces el traslado desde Otamendi hacia otra clínica, para una mejor atención, pero se lo negaron. Entonces él mismo lo llevó al hospital de Mar del Plata donde, pese a los esfuerzos, no pudieron salvarlo.

En diciembre del año pasado, junto a su esposa Mara, fueron al cementerio a llevarle flores y se encontraron con el horror. Mientras acariciaban el cajón que había quedado en un depósito hasta que le consiguieran un nicho, se movió la tapa y descubrieron que Ciro no estaba. Ellos mismos grabaron un video para mostrar el terrible momento que estaban viviendo. Pero Alberto no se quedó de brazos cruzados. Le escribió una carta al presidente Mauricio Macri, en busca de Justicia. Desde el Poder Ejecutivo, le acercaron un número de contacto para coordinar una reunión y, de ser posible, recibirlos.

Sin embargo, la lucha continúa, aunque cada vez es más angustiante. "Ya no sé qué más hacer. No desisto, pero a veces se me van las fuerzas. Quiero recuperar el cuerpito de mi hijo. Necesito eso para poder tener un poco de paz", dijo Alberto, en diálogo con TN.

Desde que su hijo desapareció, todo es desconsuelo. Hubo allanamientospero sin ningún resultado positivo. Detuvieron al exsepulturero del lugar, sospechado de haberse llevado el cuerpo para un rito satánico, pero a los pocos días fue liberado. La familia, junto a los vecinos hicieron varias marchas pidiendo Justicia. Lo cierto es que Ciro no aparece, y nadie sabe dónde está.