Sociedad Audiencia Pública de Transporte

Los "sin auto" se quejaron para tener mejor transporte

Cerca de 335 mil mendocinos usan el colectivo a diario pero sólo unos 40 participaron de la audiencia pública por el nuevo sistema. Las críticas de usuarios que el Ejecutivo debería contemplar. Encuesta oficial.
Avatar del

Jimena Catalá

1/2
Los "sin auto" se quejaron para tener mejor transporte(MDZ)

Los "sin auto" se quejaron para tener mejor transporte | MDZ

Los "sin auto" se quejaron para tener mejor transporte(MDZ)

Los "sin auto" se quejaron para tener mejor transporte | MDZ

La convocatoria era para una decisión trascendente: poner a consideración el plan de transporte urbano que va a regir la movilidad por al menos 10 años. Pero la respuesta no fue la esperada. Es que en la audiencia pública llamó la atención la escasa participación. De los 335 mil mendocinos que se trasladan en micro diariamente, marcaron tarjeta (con suerte) unos 40 usuarios en la audiencia pública.

No obstante este dato -que merece atención y cierta autocrítica de la comunidad- hay que decir que más de un "sin auto" aprovechó la oportunidad de plantear una serie de reclamos que el Gobierno debería tomar en cuenta. En un contexto de extrema sensibilidad, en donde se avecina un incremento en la tarifa del transporte urbano que podría llevar el boleto mínimo a los 10 pesos, muchos usuarios hicieron foco en la "pésima" calidad del servicio que prestan los empresarios del transporte. 

Asimismo, las quejas de los participantes coincidieron con el resultado de la encuesta realizada por el Gobierno recientemente que arrojó que casi la mitad de los usuarios del sistema de transporte observa falta de frecuencias y poca capacidad de los colectivos. 

Las principales críticas de los "sin auto" en la audiencia

-Los micros no cumplen las condiciones básicas de seguridad vial en lo que hace cinturones de seguridad; ¿qué pasa con la gente que viaja parada?

-Las unidades no tienen calefacción, aire acondicionado, rampa para discapacitados, entre otras falencias.

-Que (los encargados de Transporte ) se pongan en el lugar del usuario. Que los que están arriba (funcionarios), bajen al llano del uso diario del micro. 

-A los empresarios les importa más lo que van a ganar que lo que van a ofrecer. 

- Así como la policía sube a un colectivo y baja a los que no pagan; del mismo modo se debería controlar que los choferes y empresarios ofrezcan un buen servicio 

-¿Esta nueva red de transporte tiene un estudio de impacto ambiental? De tenerlo deberían haberlo publicado... y si no lo tienen es porque están utilizando el de la licitación anterior, y eso es grave.

"No cumplen las condiciones básicas de seguridad vial. La nueva Ley de Tránsito dice que todos los ocupantes del vehículo particular deben llevar cinturón de seguridad. Entonces me pregunto ¿qué pasa con los colectivos en donde viaja muchísima gente parada y en donde las principales víctimas de accidentes son niños", puso sobre la mesa Carlos Arenas, en representación de usuarios del transporte autoconvocados. 

A su turno, Francisco Cartello, representante del Centro de Empleados de Comercio, disparó: "Si una empresa tiene 103 ómnibus y no tienen calefacción, aire acondicionado, rampa para discapacitados, entre otras falencias, es evidente que no hay un buen servicio".  "Yo me siento humillado por el Transporte. Yo viajo y voy buscando ir a una línea y otra para ver la calidad del servicio y muchas veces pasan de largo sin dejar que suban los pasajeros", agregó el hombre, levantando la voz de los comerciantes.

Luego, llegaron los diez minutos de una mujer que pareció dar un baño de realidad a funcionarios y empresarios que se encontraban en la sala. Se trata de Cecilia Rodríguez, quien se presentó como una "simple usuaria" y se esperanzó: "Ojalá mi experiencia contada sirva de algo". 

Sus palabras, referidas al monopolio empresario en torno al servicio y a la nula consideración que se tiene del pasajero, valen reproducirlas textuales: "Soy una simple usuaria y quiero denunciar que la empresa General Roca en Pedro Molina de Guaymallén tiene un monopolio". "Específicamente el Grupo 5, el interno 52, que va de Avellaneda a Costanera. Vengo a pedir que se pongan en el lugar del usuario. Que los que están arriba, bajen. No todos tenemos autos para llegar a nuestro trabajo". 

Y continuó la mujer: "Es evidente que a los empresarios les importa más lo que van a ganar que lo que van a ofrecer. De hecho es común la postal de que pasa el micro y deja a todos los pasajeros varados en la parada. Así como la policía sube a un colectivo y baja a los que no pagan; del mismo modo se debería controlar que los choferes y empresarios ofrezcan un buen servicio a los pasajeros. Estamos tan escasos de cultura, respeto y solidaridad". "Ojalá lo que digo sirva de algo", cerró.

Entre medio de estas observaciones, un exfuncionario, Eduardo Pulido, quien estuvo a cargo de la Dirección de Vías y Medios de Transporte en el gobierno de Roberto Iglesias, también lanzó un par de dardos. Además de hacer hincapié en la concentración de las empresas, llamó la atención sobre que el nuevo sistema de transporte no cuenta con un estudio de impacto ambiental.  "A mí entender esta nueva red de transporte no tiene un estudio de impacto ambiental, de tenerlo deberían haberlo publicado. Y si no lo tienen es porque están utilizando el de la licitación anterior y de ser así, esto de nuevo no tiene nada. Acá estamos hablando de diez años y de miles de vehículos que van a circular en donde el impacto ambiental sonoro y de los gases es muy, pero muy, importante", se explayó Pulido en conversación con MDZ

La ONG Protectora también tuvo su espacio de críticas en la audiencia. Uno de los principales voceros de la asociación, hoy diputado nacional, José Luis Ramón, reforzó el pedido de nulidad del debate e insistió con que el Ejecutivo provincial se niega a crear un ente regulador para Transporte como sí lo tienen el resto de los servicios públicos. 

"Es muy claro lo que hace el Gobierno porque de poner el ente de control en funcionamiento los usuarios pasarían a tener una participación activa. Sin dudas, el exgobernador Pérez y el actual Cornejo no han querido perder la manija del patrón de estancia de administrar el servicio público como se les ocurre a espalda de los usuarios. Creemos que es grave porque hay afectación económica sobre todo para quienes están más alejados del centro urbano", cerró el legislador, quien más allá de cuestionar la transparencia del procedimiento, el nuevo sistema de movilidad propuesto. 

Los problemas del Transporte, según el Gobierno

Ante la consulta de MDZ, el secretario de Servicios Públicos, Natalio Mema, se mostró comprometido a tomar nota de todos los aportes críticos de usuarios y referentes de distintas entidades y advirtió que las mejoras se verán "de a poco". "A comparación de otras audiencias no es poca la participación. Incluso están muy interesantes los aportes de los usuarios. En relación a estas sugerencias, se van a desgrabar y se incorporarán al expediente. A partir de ahí se harán los cambios que sean posible en el marco de la red", apuntó el funcionario de Cornejo. 

A propósito del hecho de que los choferes muchas veces dejan varados a los pasajeros en las paradas, lo que está vinculado a que hoy el empresario cobra por el kilómetro recorrido y no por el usuario que traslada, Mema aseguró que la nueva concesión incluye un cambio sustancial. Indicó que más allá del costo básico de la prestación que se le paga al empresario, los ítems que tienen que ver con depreciación del parque móvil y la ganancia van a estar atados al cumplimiento de las frecuencias y a la cantidad de pasajeros que se trasladen. "En el cumplimiento de la frecuencia, vamos a controlar el horario de salida y llegada de cada recorrido, para eso hemos dejado un margen de tres minutos para la salida en hora pico y cinco minutos en hora valle, treinta minutos para llegada. Al que cumpla se le va pagar un 15 por ciento del pago. Luego, se va a controlar la cantidad de pasajeros transportados, que deberá ser la misma o mayor a la que se transportó mes a mes el año anterior", se extendió Mema.

Según una encuesta online que hizo la Dirección de Transporte sobre 4.737 personas, los principales problemas de la red de transporte actual son la poca capacidad de las unidades (para un 48,9 por ciento de los consultados) y la poca frecuencia en los recorridos (para el 48,7 por ciento). 

Además, en relación a si el usuario llega a tiempo a su destino, el 28 por ciento respondió que sí, el 45 por ciento dijo que "a veces" y el 25 por ciento tildó que "nunca". 

Luego, en relación a cuántas cuadras caminó una persona para encontrar una parada, el 60,7 por ciento contestó que "de una a tres cuadras". 

En relación al trasbordo, el servicio fue usado por el 52,9 por ciento y, por último, sobre la calidad de los colectivos, para el 37,3 por ciento es regular mientras que para el 33,8 por ciento es buena.