Los peces invaden los campos y mueren, debido a las inundaciones

No solamente las inundaciones en el noreste argentino y el Litoral dejan a los productores y sus trabajadores en problemas, sino que están produciendo una masiva mortandad de peces. Numerosos videos dan cuenta de lo que está sucediendo en las redes sociales. Aquí te los mostramos. En enero en Chaco han caído 460 milímetros de agua.

Avatar del

Redacción MDZ Online

Los peces invaden los campos y mueren, debido a las inundaciones

Los peces invaden los campos y mueren, debido a las inundaciones

Las inundaciones en el Litoral del país no dan respiro a sus habitantes y aún hay más de 2.200 evacuados entre las provincias más afectadas, Chaco (1300), Corrientes (700) y Santa Fe (200), según informó la Cruz Roja. "De todos modos se trata de una inundación muy fuerte, hay acumulación de agua, llueve un poco y no se reabsorbe, tarda mucho en escurrir. La inundación no es tanto por lo que llueve sino por el acumulado", agregó.

Con respecto a los trabajos de asistencia, el especialista señaló que "el agua acumulada dificulta la tarea, por lo que hay que esperar a que baje". "Son procesos lentos. Ha bajado el alerta pero se esperan lluvias aisladas hasta el martes", adelantó Cuba, quien está viajando por las provincias afectadas para coordinar la asistencia a los centros de evacuados.

En cuanto al impacto ambiental, miles de peces invadieron campos cultivados en las provincias afectadas, para morir, arrastrados por las aguas hacia zonas en las que no pueden sobrevivir.

Los videos difundidos son más que elocuentes:

 

Varios videos e imágenes con cientos de peces muertos en costas santafesinas se compartieron en Resistencia y Corrientes durante el fin de semana, con la advertencia de no consumirlos.  Uno de los surubíes de dimensiones considerables, flotando en la costa. En una de las filmaciones impresiona ver a varias especies agonizando, según contó en Chaco el diario Norte.

“Es un fenómeno que ocurre con las inundaciones y particularmente con las que se dan en corto tiempo. Si las temperaturas son elevadas el oxígeno tiene menor capacidad para disolverse y escasea”, explicó Sebastián Sánchez.

Con experiencia de observaciones previas, tanto en el Paraná como en el valle de inundación, lleva al investigador del Conicet a afirmar que lo más probable es que la putrefacción de una gran biomasa vegetal acumulada en los campos demandó mucho oxígeno y rápidamente.

“Algunos estudios registraban menos de dos miligramos y hoy la APA señalaba menos de uno, son niveles incompatibles con la vida de los peces y menos por un tiempo prolongado; este fenómeno ocurre con mucha más frecuencia de lo que se cree”, indicó.

“Acá tuvimos ante un escenario distinto, con varios ríos desbordados y el Paraná haciendo de tapón. Según nuestros cálculos unas 500.000 hectáreas fueron afectadas en un lapso de 10 a 15 días, hay campos con millones de toneladas de vegetación que se empezó a podrir al mismo tiempo”, dimensiona. Entonces a diferencia de los cascarudos o las anguilas, adaptados para la ausencia de oxígeno, grandes migradores como el surubí o el dorado no lograron sobrevivir.

En declaraciones a Radio UNNE el investigador coincidió ayer con un informe de la Ambiente de la provincia de Santa Fe, que exponía una disminución en los niveles de oxígeno en riachos próximos al Paraná.

Sitios web santafesinos dieron cuenta de la preocupación y la respuesta oficial: que la situación se manifiesta en aguas poco profundas, no así en el cauce principal de los ríos, y que la reciente crecida arrastró materia orgánica de lagunas, que se descompuso y sumado a las altas temperaturas, disminuyeron aún más los niveles de oxígeno.

 Más imágenes dramáticas de las inundaciones:

 

Lluvia colosal

Durante la noche del domingo las precipitaciones proseguían en Chaco, sin que hubiera una perspectiva cierta acerca de si acumularían un milimetraje importante o no, cuestión central para determinar hasta qué punto pueden agravar la delicada situación generada por los temporales de la semana pasada.

Por lo pronto, el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional anticipa un lunes de lluvias y tormentas, algunas fuertes. Esas serán las condiciones tanto para la mañana como durante la tarde/noche de hoy.

En cuanto al martes, el SMN prevé un día sin precipitaciones, sólo con nubosidad y continuidad del calor (mínima de 23 grados y máxima de 34), mientras que el miércoles y el jueves volverá a haber probabilidad de lluvias.

En la noche del domingo la Municipalidad de Resistencia actualizó los datos de su Comité de Emergencia sobre la lluvia acumulada durante todo enero hasta ayer a la tarde: un total de 460 milímetros. Como para tener un punto de comparación, durante todo enero de 2018 cayeron 465 milímetros.

Temas
  • Drama
  • Cruz Roja
  • pic.twitter.com/1ky9eF49Wx
  • Conicet
  • APA