Los falsos cuidacoches que nadie controla

Con pecheras, indican dónde estacionar. Después desaparecen y los conductores son multados.
Avatar del

Lectores de MDZ

Los falsos cuidacoches que nadie controla

Los falsos cuidacoches que nadie controla

Los falsos tarjeteros siguen aprovechándose de los conductores en Mendoza. El año pasado, hubo muchas quejas por trapitos que, con pechera colocada, indicaban a los automovilistas dónde estacionar en el Parque San Martín: eran lugares prohibidos y las multas no tardaban en llegar y los trapitos, en desaparecer.

Hoy, aprovechan el desorden que hay en Ciudad a raíz de las obras. Los trapitos, con chalecos similares a los oficiales, se presentan como servicio municipal y con ademanes bien ensayados indican "el lugar correcto".

Lo cierto es que éstos no tienen acceso a tarjetas de estacionamiento. Son golondrinas de vialidad que toman las cuadras de a tres o cuatro y cobran lo que se pueda y a consideración del cliente. Nadie se hace cargo de ellos. Ni Municipalidad, ni Policía. Parece que están a cargo ellos.

Pocos pueden darse cuenta, ya que al estar vestidos de manera similar a lo autorizado por la Ciudad, todos caen en la trampa dejando sus autos en lugares no permitidos.

>

El resultado es el mismo que se dio el año pasado en el Parque San Martín: llueven las multas por mal estacionamiento. Desaparecen momentáneamente los falsos cuidadores y el cliente, o sea el ciudadano, paga.