Le pegó un balazo a su ex esposa e intentó suicidarse

Tanto la mujer como el agresor resultaron gravemente heridos y están internados en un hospital de Entre Ríos.
Avatar del

MDZ Policiales

1/2
Le pegó un balazo a su ex esposa e intentó suicidarse(publicada por realidadsm)

Le pegó un balazo a su ex esposa e intentó suicidarse | publicada por realidadsm

Le pegó un balazo a su ex esposa e intentó suicidarse(publicada por realidadsm)

Le pegó un balazo a su ex esposa e intentó suicidarse | publicada por realidadsm

Un hombre le disparó hoy en la cabeza a su ex mujer e intentó suicidarse en un local polirrubro de la ciudad entrerriana de Concordia, por lo que ambos permanecían esta noche internados en grave estado.

El hecho ocurrió cerca de las 13.30 en un local comercial ubicado en avenida San Lorenzo 416, entre calles Concejal Veiga e Ituzaingó, de Concordia.

Según fuentes policiales explicaron a la agencia Télam, Eduardo Roque Palacios (54) arribó al local y comenzó a discutir con Patricia Bordón (42), con quien tiene un hijo y está separado desde hace cuatro meses, hasta que le efectuó dos balazos y luego se disparó a la sien.

La mujer, con una herida sangrante en la frente, corrió hacia la remisería "Orellana" ubicada a media cuadra del local y solicitó ayuda, por lo que un trabajador dio aviso a la policía fue trasladada al hospital local Delicia Masvernat.

El jefe de la comisaría 2da., Marcelo Larrachado, dijo a la prensa que, tras la denuncia, personal policial llegó al local donde encontró al hombre "en el suelo con una herida sangrante en la cabeza".

Inmediatamente se solicitó una unidad de emergencia, la que trasladó el baleado al mencionado hospital, donde "le realizaron intervenciones quirúrgicas" a ambos, quienes quedaron internados "en grave estado", explicó Larrachado.

El jefe policial precisó que como "no hay testigos y (los heridos) no pudieron declarar por sus estados de salud, aún se está tratando de establecer como se dieron los hechos".

Asimismo, señaló que al lugar del hecho arribaron los fiscales Mario Guerrero y Julia Rivoira, quienes junto con personal de la División de Criminalística de la Jefatura Departamental, secuestraron un revólver calibre .38 y una cámara de seguridad.