Sociedad De rebote

Las pruebas que complican al presunto asesino de Sebastián Prado

La fiscal Claudia Ríos confirmó que el autor de otro homicidio vinculó a Johnny Morales con el crimen del médico, ocurrido en 2013. Detalles de aquel resonante homicidio.
Avatar del

Mariano Bustos

1/6
Las pruebas que complican al presunto asesino de Sebastián Prado(Pachy Reynoso/MDZ)

Las pruebas que complican al presunto asesino de Sebastián Prado | Pachy Reynoso/MDZ

Las pruebas que complican al presunto asesino de Sebastián Prado(facebook)

Las pruebas que complican al presunto asesino de Sebastián Prado | facebook

Las pruebas que complican al presunto asesino de Sebastián Prado(facebook)

Las pruebas que complican al presunto asesino de Sebastián Prado | facebook

Las pruebas que complican al presunto asesino de Sebastián Prado(facebook)

Las pruebas que complican al presunto asesino de Sebastián Prado | facebook

Las pruebas que complican al presunto asesino de Sebastián Prado(facebook)

Las pruebas que complican al presunto asesino de Sebastián Prado | facebook

Las pruebas que complican al presunto asesino de Sebastián Prado(Pachy Reynoso/MDZ)

Las pruebas que complican al presunto asesino de Sebastián Prado | Pachy Reynoso/MDZ

El autor material del homicidio de José Federico Álvarez, ocurrido el último 5 de enero en Guaymallén, fue clave para que este martes se detuviera a Jonathan Morales. A este último no sólo lo señaló como co-autor del crimen reciente, sino que a su vez dio detalles del rol que tuvo en 2013 cuando asesinaron al médico traumatólogo Sebastián Prado.

Según la fiscal Claudia Ríos, los datos aportados por este individuo coinciden con exactitud con otros que ya se investigaban e incluso podrían servir para revelar que hubo personas que encubrieron al asesino o brindaron falso testimonio, tal como adelantó más temprano MDZ.

Álvarez fue ultimado el 5 de enero y el día 8 la justicia detuvo a los caseros de la finca en la que murió: Lucas Orozco y Analía Johana del Monte. En el marco de esa investigación, Orozco declaró que su pareja no había participado en el hecho, pero dijo que sí contó con la ayuda de Jonathan Morales. Pero lo más sorprendente fue que al describir a Morales, lo incriminó en otro asesinato perpetrado en septiembre del 2013.

En concreto, dio detalles precisos sobre el antecedente delictivo de Morales y manifestó que había quedado en libertad gracias a que fue cubierto al patrón del café en el que trabajaba. Si bien al principio los investigadores no tenían claro sobre qué asesinato hablaba Orozco, al comenzar a indagar descubrieron que el relato coincidía con uno de los hechos policiales más resonantes de los últimos años: el crimen de Sebastián Prado.

"Además de la muerte de Álvarez, Orozco dijo que Morales había matado a un doctor. Al principio no sabíamos a qué se refería. Dijo que antes vivían en el asentamiento Escorihuela, que era chef y que lo había salvado su patrón al decir que había estado trabajando. Ante esta situación, como no tenía relación con el caso Álvarez, se le toma testimonial bajo juramento por la causa Prado", manifestó la fiscal de Homicidios, Claudia Ríos.

En su momento, Morales había sido involucrado en la muerte de Prado y hubo testigos de identidad reservada que lo apuntaban como el autor material. Sin embargo, quedó en libertad gracias al testimonio de compañeros de trabajo en el café La Linda, quienes dijeron que a la hora del crimen había estado trabajando junto a ellos. 

Sin embargo, esta coartada se encuentra bajo la lupa ya que otras versiones señalaban que el café se encontraba cerrado en el momento del asesinato. Ahora, gracias al relato de Orozco, los compañeros de trabajo de Morales y sobre todo su jefe en el café han quedado expuestos ante un posible caso de encubrimiento o falso testimonio.

"Hemos procedido a imputar a Morales por la muerte de Álvarez y se le revocó la libertad en la causa Prado", explicó Ríos. Sobre la situación de las personas que podrían haber mentido en 2013 para que el presunto asesino no quedara preso dijo que se evaluará y se emitirán las compulsas en caso que se entienda que hubo encubrimiento o falso testimonio.

En concreto, la detención del presunto autor del crimen de Sebastián Prado se dio de rebote y aún resta mucho por investigar. Sin embargo, para Ríos la coincidencia entre los datos que existían en el expediente y lo que dijo Orozco en su declaración es suficiente para revocar la libertad de Morales por el caso Prado, del cual nunca fue sobreseído. "El recuperó la libertad y nunca fue sobreseído. Por eso, ahora se le revocó la libertad", manifestó la investigadora.

En la conferencia de prensa también estuvo presente el ministro de Seguridad Gianni Venier, el jefe de la Policía, Roberto Munives y Blanca Sotelo, madre de Sebastián Prado. Esta última dijo estar agradecida por esta nueva detención de Morales y confirmó que nunca dejó de aportar datos a la causa. Por ejemplo, es una de las personas que asegura que el 6 de septiembre el café La Linda estaba cerrado a la hora del crimen.