Las perlitas MDZ de la Vendimia de Las Heras 2014

Los vestidos retrasados, el Frank Sinatra lasherino, el mambo del catering, el momento fatídico, la que cambió el look, los ausentes, las buenas y las quejas, y mucho más.
Avatar del

Federico Croce

1/15
Recién coronadas, las nuevas reina y virreina de Las Heras.(Alf Ponce/MDZ)

Recién coronadas, las nuevas reina y virreina de Las Heras. | Alf Ponce/MDZ

El malambo, uno de los cuadros más aplaudidos.(Alf Ponce / MDZ)

El malambo, uno de los cuadros más aplaudidos. | Alf Ponce / MDZ

Laura Carbonari, una de las conductoras de la fiesta. Como siempre, muy elegante.(Alf Ponce / MDZ)

Laura Carbonari, una de las conductoras de la fiesta. Como siempre, muy elegante. | Alf Ponce / MDZ

Las perlitas MDZ de la Vendimia de Las Heras 2014(Alf Ponce / MDZ)

Las perlitas MDZ de la Vendimia de Las Heras 2014 | Alf Ponce / MDZ

La flamante reina es coronada por Celina Sánchez y Julieta Blanco Thormann, la soberana saliente.(Alf Ponce/MDZ)

La flamante reina es coronada por Celina Sánchez y Julieta Blanco Thormann, la soberana saliente. | Alf Ponce/MDZ

Las perlitas MDZ de la Vendimia de Las Heras 2014(Gentileza)

Las perlitas MDZ de la Vendimia de Las Heras 2014 | Gentileza

Las perlitas MDZ de la Vendimia de Las Heras 2014(Federico Croce/MDZ)

Las perlitas MDZ de la Vendimia de Las Heras 2014 | Federico Croce/MDZ

Las perlitas MDZ de la Vendimia de Las Heras 2014(Federico Croce/MDZ)

Las perlitas MDZ de la Vendimia de Las Heras 2014 | Federico Croce/MDZ

Las perlitas MDZ de la Vendimia de Las Heras 2014(Federico Croce/MDZ)

Las perlitas MDZ de la Vendimia de Las Heras 2014 | Federico Croce/MDZ

Las perlitas MDZ de la Vendimia de Las Heras 2014(Alf Ponce / MDZ)

Las perlitas MDZ de la Vendimia de Las Heras 2014 | Alf Ponce / MDZ

Las perlitas MDZ de la Vendimia de Las Heras 2014(Gentileza)

Las perlitas MDZ de la Vendimia de Las Heras 2014 | Gentileza

Las perlitas MDZ de la Vendimia de Las Heras 2014(Alf Ponce/MDZ)

Las perlitas MDZ de la Vendimia de Las Heras 2014 | Alf Ponce/MDZ

El gobernador junto a Candela Berbel y Nadia González.(Alf Ponce / MDZ)

El gobernador junto a Candela Berbel y Nadia González. | Alf Ponce / MDZ

José Barrera, interpretando "New York, New York".(Alf Ponce/MDZ)

José Barrera, interpretando "New York, New York". | Alf Ponce/MDZ

La música en vivo, un acierto.(Alf Ponce / MDZ)

La música en vivo, un acierto. | Alf Ponce / MDZ

Pasó la Vendimia de Las Heras, una de las más populares y concurridas, históricamente hablando. Si querés conocer los pormenores de la fiesta y nuestra opinión sobre ella, además de ver las fotos de la flamante Reina, hacé clic aquí.

>

Pero los chismes y la visión de MDZ Online no pueden faltar. A continuación, algunos entretelones imperdibles:

De New York a Las Heras sin escalas. José Barrera, un cantante local, fue uno de los responsables de amenizar la previa. Con una portentosa voz, el artista deleitó a los presentes con un repertorio de tangos que varios corearon.

Sin embargo, el momento entre bizarro y glamoroso llegó al final de su presentación: "Esta es una que siempre me piden", aclaró Barrera, y al momento comenzó a sonar "New York, New York", el tema que inmortalizó "La Voz", Frank Sinatra. Con un final a toda orquesta y demostrando una calidad vocal envidiable, José se fue del escenario luego de esta emblemática canción ovacionado.

Lo que hay que destacar de la fiesta. Por primera vez se apostó en Las Heras a un porcentaje tan alto de música en vivo y original, entre las que se encuentran composiciones de autores del departamento.

Se confeccionó gran parte del vestuario para la fiesta. “La intención del equipo es que Las Heras comience a tener su propio vestuario patrimonial”, explicaron. Además las voces en off que encarnaron a los personajes principales, fueron elegidas -por primera vez- mediante un concurso en doble instancia.

Una Vendimia peronista. Calor, abrazos, saludos, exclamaciones… el oficialismo a sus anchas en Las Heras, con un humor exultante. “Esta es una vendimia de pueblo orgulloso”, decían algunos funcionarios lasherinos. Con la prensa, la atención también fue óptima y dedicada: concejales, personal de prensa municipal y segundas líneas de Miranda se mostraron solícitos y muy atentos a cualquier requerimiento.

¿Algún radical? ¡Ni por asomo!

Miranda, Pérez, sus esposas y Francisco, uno de los hijos de Celina y Paco.

Tomando lista. Francisco Pérez y Rubén Miranda dominaron la escena, pero también se los vio a los ministros de: Turismo, Javier Espina; Seguridad, Leonardo Comperatore; Educación, María Inés Abrile de Vollmer; Infraestructura, Rolando Baldasso; Energía, Marcos Zandomeni; y de Hacienda, Marcelo Costa, además del titular del INV, Guillermo García y el coordinador de gabinete Eduardo Bauzá.

Donar sangre salva vidas. El ministerio de Salud de Mendoza, de la mano de funcionarios y colaboradores, promocionó la donación de sangre en la fiesta de la Vendimia de Las Heras. Al momento de ingresar al Polimeni, las personas recibían información y folletería sobre el tema.

El momento fatídico. “Hubo un corto en una de las fases”, explicó Osvaldo Valle, de prensa de Las Heras, cuando se le preguntó el problema que causó el corte del sonido en un par de minutos al principio del espectáculo, que produjo caras de horror en la organización.

Debido a esto, se enmudeció el show, pero los bailarines y actores siguieron la escena con absoluto profesionalismo. La gente que colmaba el Polimeni los acompaño con rabiosas palmas.

Problemas con el catering. “Antes del acto artístico, se organizó un catering para reinas, políticos e invitados especiales. Sin embargo, como el gobernador Pérez llegó ‘sobre el pucho’, lo cortaron abruptamente y le pidieron al responsable que lo vuelva a rearmar al término de la fiesta, después de la 1 am”, comentó una colaboradora municipal a MDZ.

Esto produjo desencuentros y discusiones, e incluso en un momento el ambiente se puso tan tenso que la gente del catering comenzó a guardar todo para retirarse y no volver. Sin embargo, la sangre no llegó al río: los convencieron, y volvieron a armar todo para comer tranquilos luego de la celebración con todos los políticos invitados.

¡Ay, qué calor! Fue la queja de algunos, pues a pesar de que el estadio Polimeni tiene un excelente sistema de refrigeración, el encierro se sintió y a muchos la transpiración les jugó una mala pasada y los abandonó el desodorante.

“Las Vendimias tienen que ser al aire libre”, expresaron algunos entendidos en el tema e incluso bailarines de la puesta. “Esto fue así: en Las Heras todavía existe ese órgano obsoleto que es la ‘Comisión Vendimia’, y ellos decidieron que la fiesta se hiciera acá adentro. ¿Y la gente? Porque se quedó más gente afuera de la que entró al Polimeni”, aseguraban.

La fiesta, en el Polimeni.

Desde prensa del Municipio, en tanto, se informó oficialmente que 6.000 personas presenciaron la Vendimia, “entre las que están adentro y las que están afuera”, donde se ubicaron pantallas gigantes para que se viera la puesta con comodidad.

Otros chimentos llegaron a los oídos de MDZ con respecto a la elección del lugar: algunas de las candidatas distritales dijeron que “no les dieron entradas como otros años se acostumbraba a dar para repartir a familiares y amigos. Para tranquilizarnos nos dijeron que iban a meter gente hasta que diera el lugar”, y hubo personas que advirtieron el bloqueo de salidas de emergencia: “¡Menos mal que no tembló, porque acá se arma una hecatombe!”, dijo un camarógrafo.

Julieta Blanco Thormann, discurso en mano. Algunos se mofaron, otros la defendieron.

El discurso de la soberana. Julieta Blanco Thormann abrió la celebración con un speach en el que se mixturó su saludo final con la presentación de cada una de las candidatas. La joven se mostró titubeante y un tanto aparatosa a la hora de leer el discurso, quizás haciendo un poco de abuso de las exclamaciones y declamaciones. “¡Qué raro! Porque Julieta estudia artes y espectáculos. Si estudiás teatro… ¿Te hace falta leer el texto? ¿No te lo podés aprender?”, dijo una lengua viperina. “Me suena re artificial”, dijo otra. “¡No sean malos, che! Seguro que la chica estaba muy nerviosa”, cerró otro.  

El vestidito "de emergencia".

Retraso. Contaron más lenguas por lo bajo que la fiesta no empezaba porque no llegaban los vestidos. El vestido veraniego, más casual y corto con el que las soberanas salieron a saludar durante el discurso de Julieta Blanco Thormann, no fue el que utilizaron al finalizar la celebración y escuchar los votos, pues se les pidió a las chicas que lo utilizaran en forma de emergencia.

Las chicas, ya cambiadas.

“Los vestidos no llegaban, y la fiesta había que empezarla sí o sí. Cuando llegaron los vestidos, una vez comenzado el acto artístico, las mandaron a cambiarse rapidísimo”, chusmeó una vocecilla. “Lo que pasa es que los atuendos fueron encargados hace poco tiempo. Deben haber estado dando puntadas hasta el último momento”, dijeron.

Wanda, una diosa.

Cambió de look. Wanda Kaliciñski, Reina Nacional de la Vendimia 2012, es una de las predilectas de la prensa mendocina. Siempre buena onda, cariñosa y atenta, además de inteligente y locuaz, la rubia mostró un corte de pelo sofisticado y con mucha onda. “¡Pero nena! ¡Parecés una modelo!”, le dijo una periodista, con un comentario al mejor estilo China Zorrilla en “Esperando la Carroza”.

Natalia, saludando mientras cantaban los votos.

Primeras palabras. “Muy buenas noches a todos. No lo puedo creer, realmente. Les agradezco a todas las autoridades por confiar en mi capacidad y delegarme esta responsabilidad. Prometo tomar este cargo de la menor manera, con mucho compromiso y respeto. Gracias a todos mis familiares, amigos, vecinos. A la gente de Protocolo, que nos han cuidado hasta el más mínimo detalle”, dijo Natalia Canone, la flamante reina, a minutos de haber sido elegida frente al micrófono.

“Gracias también a todos los artistas y colaboradores que hicieron posible esta hermosísima fiesta. ¡Sigamos viviendo juntos esta hermosísima tradición mendocina!”, cerró la bella joven en lo que fue su primer discurso. “Me gusta mucho como habla”, dijo una periodista. “Hasta ahora, es la que mejor ha hablado: con mucha soltura, buena dicción… habrá que ver si maneja algún otro idioma”, se apresuró a opinar un ministro.