Las 3 razones detrás del bajo volumen de agua que muestra El Carrizal

El embalse se encuentra a un 35% de su capacidad máxima de acuerdo al último boletín informativo publicado por Irrigación. Lo atribuyen a factores climáticos y a una nueva política de distribución del agua.
Avatar del

Kevin Maroto

1/3
Las 3 razones detrás del bajo volumen de agua que muestra El Carrizal

Las 3 razones detrás del bajo volumen de agua que muestra El Carrizal

Las 3 razones detrás del bajo volumen de agua que muestra El Carrizal

Las 3 razones detrás del bajo volumen de agua que muestra El Carrizal

Las 3 razones detrás del bajo volumen de agua que muestra El Carrizal

Las 3 razones detrás del bajo volumen de agua que muestra El Carrizal

Quienes visitaron el dique El Carrizal las últimas semanas han comprobado con preocupación que el volumen de agua se encuentra muy bajo, cercano al mínimo histórico. Algunos especularon con la posibilidad de que exista alguna grieta estructural por donde se estaría filtrando el agua, pero desde el Departamento General de Irrigación descartaron de plano esta posibilidad.

Consultados al respecto, indicaron que el nivel al que se encuentra hoy el embalse (al 35% de su capacidad máxima) estaba previsto y se debe principalmente a tres factores: el bajo caudal de los ríos, la alta demanda de agua para riego y que estamos transitando un año extremadamente seco.

 El primero de los factores enumerados está vinculado al pronóstico de caudales que se hizo en octubre del año pasado. El río Tunuyán tuvo un pronóstico de año seco, con un 58% del caudal de agua que hay en un año normal. Es decir, una emergencia hídrica importante. Desde octubre hasta hoy, lo que ha pasado con el embalse demuestra que el pronóstico tuvo un margen de error de apenas el 2%. 

Boletín de información hidronivometeorológica publicado el 6 de abril.

Con respecto al segundo punto, vinculado a la alta demanda de agua para riego, desde Irrigación manifestaron que buscan cambiar la forma de distribución del agua, tratando de mejorar su uso y priorizando entregarla cuando los cultivos la necesiten. En este sentido, desde el área conducida por Sergio Marinelli indicaron que "ya se preveía que el embalse estuviera a los niveles más bajos a esta altura del año" ante las nuevas prioridades a la hora de distribuir el agua.

En tanto, sobre el nivel futuro del embalse, resaltaron que estiman que "se llegará a fines de la temporada 2017-2018, que termina el 30 de setiembre, con el embalse en la misma situación en la que se encontraba el año pasado". 

Por último, sobre el año "extremadamente seco" que estamos atravesando, los especialistas indican que se trata de una de las peores sequías de los últimos años y afectará de manera considerable al sector agropecuario de todas las regiones del país. Mendoza no es la excepción y el bajo nivel de agua que muestra El Carrizal y tanto preocupa a sus visitantes es una simple muestra de ello.