Largó el recambio: cómo armar la valija y no morir en el intento

Cómo poner todo aquello que será necesario sin sobrecargarla, lo que representará un peso excesivo. Algunos trucos se pueden hacer con la indumentaria para evitar llevar prendas de más.
Avatar del

NA

1/8
Largó el recambio: cómo armar la valija y no morir en el intento(web)

Largó el recambio: cómo armar la valija y no morir en el intento | web

Largó el recambio: cómo armar la valija y no morir en el intento(web)

Largó el recambio: cómo armar la valija y no morir en el intento | web

Largó el recambio: cómo armar la valija y no morir en el intento

Largó el recambio: cómo armar la valija y no morir en el intento

Largó el recambio: cómo armar la valija y no morir en el intento

Largó el recambio: cómo armar la valija y no morir en el intento

Largó el recambio: cómo armar la valija y no morir en el intento

Largó el recambio: cómo armar la valija y no morir en el intento

Largó el recambio: cómo armar la valija y no morir en el intento

Largó el recambio: cómo armar la valija y no morir en el intento

Largó el recambio: cómo armar la valija y no morir en el intento

Largó el recambio: cómo armar la valija y no morir en el intento

Largó el recambio: cómo armar la valija y no morir en el intento

Largó el recambio: cómo armar la valija y no morir en el intento

El verano y las vacaciones tienen muchas cosas lindas, pero algunas preocupaciones, como el hecho de armar las valijas.

>

El verano tiene muchas cosas para disfrutar y también algunas que pueden representar un conflicto en puerta. Se trata de una etapa linda y con preocupaciones al mismo tiempo: una de estas es planificar las vacaciones.

Y una vez que tenemos todos los planes cerrados, se inicia la no menos importante tarea de cómo armar la valija y qué cosas son realmente prioritarias para pasar una buena estadía recuperadora de energía sin necesidad de repetir siempre la misma ropa.

Los especialistas en asesoría de imagen recomiendan ciertos consejos que son importantes y que permitirán no sobrecargar de cosas innecesarias y mantener el mismo look que se usa en la vida cotidiana.

A la hora de pensar qué cosas serán las más urgentes para el equipaje, es fundamental tener en cuenta qué tipo de lugar y qué clima serán los que se presentarán durante las vacaciones.

Si el destino será la playa con climas calurosos, será imprescindible llevar ropa cómoda y corta para no sufrir el calor.

Pero teniendo en cuenta que en la costa, siempre tiende a bajar las temperaturas por la noche, por lo que un buzo o sweater deben ser prioritarios sí o sí.

Con las mismas prendas se pueden crear distintos conjuntos que disminuyen la cantidad de peso en la valija.

Para lugares de montaña o ciudades en las cuales se realizan caminatas, un buen par de zapatillas y joggings serán compañeros de viaje para encarar las actividades planeadas.

Pero no sólo el lugar y el clima son importantes, sino que también la cantidad de días porque se debe ir pensando que el outfit (vestimenta) no puede repetirse más de tres días, por lo que si las vacaciones duran dos semanas, es importante tener en cuenta que debemos llevar no menos de cinco tipos diferentes de vestimenta para no parecer que siempre se está utilizando la misma ropa.

Si la preocupación está en qué tipos de colores se van a combinar, lo más fácil y eficaz será elegir prendas básicas sin colores llamativos. Es así, que será menos engorroso el tener que pensar qué color combina mejor y ayudará a tener que llevar menos ropa en la valija. Lo sencillo sirve para vestir bien y evita grandes preocupaciones.

Por otro lado, suele sugerirse que por cada prenda inferior se deben llevar dos o tres prendas superiores, por lo que el foco debe estar puesto en qué tipo de remeras y camisas serán las más acordes para las actividades planeadas.

Alternar entre pantalones largos y cortos es una variante importante, ya que una misma remera puede utilizarse dos días distintos sin que parezca que hay una repetición.

La mejor forma de empezar a ver qué es importante y qué no, es tomar todas las prendas que en una primera instancia se quiere llevar a las vacaciones, y colocarlas sobre la cama. Allí se verá, de manera clara, qué combinaciones serán las más convenientes y qué prendas estarán de más dentro del equipaje.

El ojo humano servirá para empezar a hacer una preselección, y se sabrá si es mejor reemplazar alguna de las elecciones por otra indumentaria que sea más versátil y funcional.

Para brindar mayor diversidad a las prendas básicas, los asesores de imagen suelen recomendar accesorios y bijouterie que son fáciles de transportar y brindan una idea de renovación a la imagen.

Por ejemplo, pañuelos, chalinas, collares, aros, anillos y cinturones ayudan en la combinación de nuevos looks, sin la necesidad imperiosa de tener que cambiar de vestimenta.

Una misma camisa puede verse de manera distinta si se le agrega una chalina, o bien un pantalón con un buen cinturón y unos aros grandes desvían la atención hacia los agregados.

Con las misma cantidad de prendas se pueden crear distintos conjuntos que disminuyen la cantidad de peso que hay que añadirle a la valija.

Armar la valija representa siempre una complicación cuando llegan las vacaciones.

Con identificación

Siempre es importante que las maletas tengan algún tipo de identificación del dueño, ya que de esa forma es más fácil localizar al propietario en caso de extravío.

¿Qué se debe elegir?

A la hora de hacer viajes al exterior, es recomendable elegir maletas que sean poco convencionales, ya que las mismas suelen ser confundidas por otros turistas en los aeropuertos.

¿Qué tipo de valijas son las más apropiadas para un viaje de vacaciones?

Las hay de todo tipo: rígidas, de tela, grandes, de mano, con rueditas, impermeables, entre otras. Según el destino y las cosas que se tengan planeadas hacer, de eso dependerá cuál será la mejor maleta para llevar de vacaciones.

Para viajes largos, las valijas rígidas y grandes son la mejor opción ya que sirven para empacar bastante ropa y guardar cosas adicionales que se compren durante el viaje, sin necesidad de tener que llevar bolsos extras.

Las maletas chicas son las más propicias para realizar viajes cortos o de negocios, ya que suelen tener muchos bolsillos para guardar pasaportes, documentos y otras cosas que sean importantes.

Adicionalmente, si se viaja en micro o avión no hace falta llevarlas a la bodega, ya que pueden viajar con uno evitando golpes y cualquier cosa que pueda dañarlas.

El equipaje con rueditas es una buena opción para aquellos que tienen pensado llevar suficientes cosas pero no quieren tener que estar cargando el peso.

La ventaja principal es que el transporte es más fácil, pero cuidado porque las manijas suelen ser bastante débiles por lo que es común que se rompan en medio del viaje.

Es por este motivo que no se las debe sobrecargar pensando que las rueditas harán todo el trabajo porque puede ser contraproducente.

Finalmente, las maletas impermeables son la mejor opción para destinos donde el agua sea la mayor atracción. Este tipo de bagaje, evita que la ropa se moje durante el viaje a causa de algún imprevisto en el transporte, o mismo por el derrame de líquido sobre la misma.

También, sirve para evitar cualquier tipo de mancha que se le puede generar a la ropa.

Es importante saber que ni siquiera las mejores maletas resisten más de quince minutos de la acción directa del agua.