La mostramos al mundo... pero solo nos importa a nosotros

Más allá de que el del Frank Romero Day es un "show de nivel internacional" y que Vendimia es la marca de Mendoza en el globo, el interés tranqueras afuera es nulo.
Avatar del

Cristian Avanzini

1/2
La mostramos al mundo... pero solo nos importa a nosotros(Alf Ponce / MDZ)

La mostramos al mundo... pero solo nos importa a nosotros | Alf Ponce / MDZ

La mostramos al mundo... pero solo nos importa a nosotros(Alf Ponce / MDZ)

La mostramos al mundo... pero solo nos importa a nosotros | Alf Ponce / MDZ

Pasó una nueva edición del Acto Central de Vendimia y las caras de las nuevas reina y virreina están en las portadas de todos los diarios... de Mendoza y algún rincón de las portadas periodísticas cuyanas.

El "segundo festival del vino más grande del mundo", según National Geographic, aún no logra enamorar a la prensa nacional y, mucho menos, internacional, a decir por el impacto del día después de la noche clave de la fiesta máxima de los mendocinos.

"Vendimia es la marca de Mendoza a nivel internacional", repiten con insistencia los funcionarios de Turismo más allá del color político de la gestión y, de hecho, muchas veces la soberana electa era sumada a la comitiva en misiones oficiales al exterior. En los últimos años, sin embargo, la capa y la corona han estado más en Mendoza que fronteras afuera tal vez por cuestionarse finalmente si una veinteañera vestida con atributos puede impactar realmente en potenciales inversores o visitantes.

Los multimillonarios esfuerzos de promoción que hace la Provincia no encuentran aún la repercusión que debería (o creen que debería) tener el evento.

Y siguiendo la línea del impacto, los enormes esfuerzos de promoción que la Provincia hace para poner a Vendimia en el mapa global (sin contar los casi $100 millones que cuesta la fiesta) no encuentran aún la repercusión que debería tener el evento... desde la perspectiva mendocina.

Este domingo no había referencia alguna al Frank Romero Day en los portales de los diarios nacionales, y solo algunos diarios de San Juan y San Luis publicaron la coronación de Julieta Lagos y María José Di Marco. En la agenda internacional, el imponente show con cientos de artistas en escena es completamente inexistente.

En el marco de Vendimia, en las últimas semanas Mendoza solo ha sido noticia por la polémica de la Reina de la Vendimia Gay que no quiso depilarse las axilas y por la Reina de Tupungato (virreina 2018 electa) quien se convirtió en la primera soberana en acceder al trono con un hijo.

Por lo demás, ni las visitas de funcionarios nacionales lograron poner a nuestra gran fiesta en los medios.

Después de 82 ediciones, vale preguntarse, una vez más, si lo que falta son esfuerzos de promoción de la fiesta para que "prenda" afuera o si bien nos empecinamos en vender algo que tranqueras afuera genera tanto interés como un costillar en una comida de veganos.