"La familia policial", entre el dolor por los caídos, el reclamo y el reproche del ministro

El trágico final de los dos efectivos atropellados por un hombre que huía tras apuñalar a su pareja reavivó pedidos y planteos, pero también la respuesta interna de que la contención y la asistencia están garantizados para todos los uniformados y su grupo familiar.
Avatar del

Rubén Valle

1/6
"La familia policial", entre el dolor por los caídos, el reclamo y el reproche del ministro(Gobierno de Mendoza)

"La familia policial", entre el dolor por los caídos, el reclamo y el reproche del ministro | Gobierno de Mendoza

"La familia policial", entre el dolor por los caídos, el reclamo y el reproche del ministro(Gobierno de Mendoza)

"La familia policial", entre el dolor por los caídos, el reclamo y el reproche del ministro | Gobierno de Mendoza

"La familia policial", entre el dolor por los caídos, el reclamo y el reproche del ministro

"La familia policial", entre el dolor por los caídos, el reclamo y el reproche del ministro

"La familia policial", entre el dolor por los caídos, el reclamo y el reproche del ministro

"La familia policial", entre el dolor por los caídos, el reclamo y el reproche del ministro

"La familia policial", entre el dolor por los caídos, el reclamo y el reproche del ministro(Gobierno de Mendoza)

"La familia policial", entre el dolor por los caídos, el reclamo y el reproche del ministro | Gobierno de Mendoza

"La familia policial", entre el dolor por los caídos, el reclamo y el reproche del ministro(Gobierno de Mendoza)

"La familia policial", entre el dolor por los caídos, el reclamo y el reproche del ministro | Gobierno de Mendoza

Salen de sus casas y no saben si van a volver. Así todos los días, como una despedida que se renueva con cada jornada. Esto lo que dicen sentir los familiares de los policías, quienes todavía se muestran muy conmocionados con las muertes del oficial inspector Jorge Cussi (32) y del auxiliar 1° Daniel Ríos (40) y no quieren dejar pasar la oportunidad para reivindicar la tarea de la fuerza policial. 

Como pasa cada vez que alguien cae en cumplimiento del deber, el trágico final de los dos efectivos devolvió a la Policía a un primer plano que por razones obvias en lo cotidiano no suele tener.

Al no poder sindicalizarse, es la "familia policial" la que sale a reclamar una vez más en su nombre. "Ellos cuidan a la sociedad y nadie los cuida", cuestionan esposas, madres e hijas de los uniformados. Están golpeados porque le podría haber tocado a cualquiera de los suyos, pero consideran que es oportuno en medio de lo doloroso de lo ocurrido exigir una mayor atención hacia estos servidores públicos.

La autoridad máxima de Seguridad, Gianni Venier, en declaraciones a Radio Jornada, les salió al cruce diferenciando el reclamo "humano" del sectorial: "Los que fueron a la marcha no son familiares de los policías fallecidos. Hay un grupo de interés mutual que aprovechan la muerte de estos dos héroes para sacar una sindicalización que está prohibida por ley. Hay una idea mutual de cobro de cuotas". 

Para el ministro, "toda persona que ingresa a la policía vienen a dar seguridad, no a recibirla, porque para la ciudadanía no sirve la policía detrás de un escritorio". 

Mecanismos aceitados

Ayer, en una reunión que un grupo de familiares mantuvo con Laura Montero en la Legislatura, la vicegoberandora admitió que es cierto que todavía faltan mejoras en atención a los policías y sus familias. En el cara a cara, les prometió trabajar en ese sentido, tanto en lo legislativo como en lo presupuestario.

En el Ministerio de Seguridad no coinciden con ese diagnóstico. Los mecanismos de contención y asistencia, aseguran, están aceitados. La despedida a Ríos y Cussi mostró muchos ojos rojos, lágrimas francas y bronca contenida en muchos de los efectivos policiales, pero como siempre en estos casos se activan los protocolos para asistirlos.

Con respecto a los familiares, el ministerio activa todos los mecanismos para la contención en forma inmediata y el seguimiento en el transcurso del tiempo. En el momento que el policía fallece, el área de Promoción Integral al Personal Policial es la que se encarga de contener a la familia. Se les cubre todas las necesidades sociales y económicas que puedan presentar tras la muerte de un policía en acto de servicio. 

En cuanto al resto de los efectivos, se hace una contención en grupo en forma directa, una vez que han pasado los días y están elaborando el duelo. Ahí se va visualizando en forma particular, con personal de psicología y trabajo social, que son los profesionales idóneos en estos casos.

Los estrés postraumáticos que puedan a llegar a presentar sus compañeros se manejan a través de la ART que los atiende con psicólogo o psiquiatra, según cada caso en particular.

Con más fuerza

"En realidad, cuando entramos a una institución como es la Policía de Mendoza, nos instruyen para eso, para servir a la sociedad. Obviamente que tenemos el dolor por los compañeros que han caído en un acto de servicio, pero salimos a trabajar con más fuerza que antes. Porque para eso nos prepararon", reconoce en un off un miembro de la fuerza, casi en sintonía con los dichos de Venier.

"Esto es lo que elegimos ser. El riesgo es parte de nuestro oficio de policías", resume uno de los compañeros de los caídos, que a pesar de todo no oculta sus ojos llorosos por la tragedia del viernes pasado.