Sociedad Condenado a 20 años de prisión por la tragedia de Horcones

La familia del chofer de Turbus criticó a la Justicia mendocina y a la empresa

La esposa y la cuñada del chofer chileno aseguran que lo juzgaron injustamente sólo por "ser chileno" y que quisieron dar un fallo ejemplar para "ocultar el pésimo estado de las rutas argentinas".
Avatar del

MDZ Sociedad

1/4
La familia del chofer de Turbus criticó a la Justicia mendocina y a la empresa

La familia del chofer de Turbus criticó a la Justicia mendocina y a la empresa

La familia del chofer de Turbus criticó a la Justicia mendocina y a la empresa

La familia del chofer de Turbus criticó a la Justicia mendocina y a la empresa

La familia del chofer de Turbus criticó a la Justicia mendocina y a la empresa

La familia del chofer de Turbus criticó a la Justicia mendocina y a la empresa

La familia del chofer de Turbus criticó a la Justicia mendocina y a la empresa

La familia del chofer de Turbus criticó a la Justicia mendocina y a la empresa

Los familiares de Francisco Javier Sanhueza, el chofer chileno condenado ayer a 20 de años de prisión por la tragedia de Turbus que dejó como saldo 19 muertos y una veintena de heridos, consideraron injusta la decisión de la Octava Cámara del Crimen y acusaron a la empresa de "lavarse las manos" y a la Justicia argentina de sentenciarlo injustamente sólo por su nacionalidad.

Tras conocerse la dura sentencia, la esposa de Sanhueza escribió en redes sociales: "Es tan injusto; es la primera persona condenada por dolo por un accidente, pero yo seguiré luchando por mi esposo siempre".

En el mismo sentido, la cuñada de Sanhueza también lo defendió y brindó detalles sobre los momentos previos al accidente. "No justifico el accidente ni trato de tapar el sol con un dedo; mi cuñado cometió la imprudencia de ir rápido. La carretera, la noche, el pavimento y el cansancio le jugaron una mala pasada", se lamentó la joven y agregó: "el día anterior al accidente mi cuñado pidió sus vacaciones porque me iba a ayudar a edificar mi casa. No pudo venir ya que la empresa se las negó. Ya estaba cansado y lamentablemente en la empresa de TurBus son exigentes con los horarios y no les importa nada, sólo vender más viajes".

"Tras el accidente lo llevaron a una comisaría donde lo entrevistaron por primera vez, él no tuvo derecho a nada... Ni siquiera fue auxiliado por sus cortes en el rostro. Tenemos claro que la imprudencia ocasionó este trágico accidente, pero él no subió a un bus con la intención de matar", agregó la cuñada de Sanhueza.

Además, aprovechó para criticar el estado de las rutas argentinas y la mala señalización en alta montaña. "Quisieron hacer un fallo ejemplar porque ese lugar es el que más accidentes tiene y porque las leyes de tránsito allá son pésimas. ¿Sabían que dos días después del accidente recién colocaron los carteles de máxima velocidad permitida?", cuestionó la joven, refiriéndose a que la señalización que indica que el máximo permitido es de 40 km/h en la Curva del Yeso se colocó luego del accidente.

Por último, la cuñada de Sanhueza aseveró que al chofer se lo juzgó de manera tan dura sólo por su nacionalidad chilena y porque las víctimas fatales eran argentinas. "Todos ellos en contra de un chofer extranjero porque las víctimas eran argentinas. Un camión tuvo un accidente muy parecido en esa ruta y a los dos días el conductor quedó en libertad porque lo extraditaron. Claro que en ese caso las víctimas fatales eran brasileñas", señaló.

"Es la primera vez en la historia que condenan a una persona con la categoría de dolo eventual. Hay muchas irregularidades...Mi familia está devastada", cerró su descargo la cuñada de Sanhueza.