La falsa asesora de Juliana Awada va a juicio oral y público

María Florencia Bergamini será enjuiciada por el presunto delito de estafas, lo que prevé una pena de uno a 6 años de cárcel. La acusan de usufructuar ser la supuesta vocera de la esposa del presidente Macri para vender paquetes turísticos para el Mundial de Rusia y comercializar indumentaria. Arriesga una pena de hasta 6 años de cárcel.

REDACCIÓN MDZ ONLINE

La falsa asesora de Juliana Awada va a juicio oral y público

María Florencia Bergamini, quien se hizo pasar por asesora de la primera dama Juliana Awada, lo que determinó que fuera detenida al comienzo de la investigación, ahora irá a juicio oral y público por estafa. Bergamini será sometida a juicio por el presunto delito de estafas, el cual prevé de un mes a seis años para quien 'defraudare a otro con nombre supuesto, calidad simulada, falsos títulos, influencia mentida, abuso de confianza o aparentando bienes, crédito, comisión, empresa o negociación o valiéndose de cualquier otro ardid o engaño'. La mujer estuvo detenida al inicio de la investigación y luego recuperó su libertad, aunque pesa sobre ella un embargo de $200 mil. La presunta estafadora fue detenida el 20 de marzo pasado por orden del juez federal Rodolfo Canicoba Corral en la Plaza San Martín por orden judicial por hacerse pasar por 'vocera' de Awada y cometer varias estafas, tras una denuncia hecha por Policía Federal del área presidencia. Uno de los hechos investigados tuvo que ver con la venta de supuestos paquetes turísticos a Rusia para presenciar el Mundial de Fútbol, por los que cobró más de $70 mil ofreciendo privilegios con acceso a la Primera Dama. Según relataron las víctimas, les fueron devueltas esas sumas de dinero a partir de varios reclamos que le hicieron a Bergamini, e incluso esta presentó las boletas de depósito con las sumas que entregó. Además, se investiga si estafó por $400 mil con venta de ropa ya que ofrecía retirar indumentaria a prueba en el local de la marca Jazmín Chebbar, del shopping Unicenter. Al verse estafadas las personas tuvieron que devolver las prendas o en algunos casos pagarlas de su bolsillo. Las víctimas, al menos tres que declararon en el juzgado, aseguraron que Bergamini -invocando a Juliana Awada- les vendió pasajes al Mundial. Las tres mujeres coincidieron en su declaración que Bergamini 'tiene problemas psiquiátricos' y lo que hizo fue para retener a su novio (amigo de los esposos de las víctimas) al intentar aparentar una situación económica que no es real.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?