Sociedad Indiferencia

La encuesta que no le va a gustar a Francisco

Chile se prepara para vivir el evento del año del 15 al 18 de enero. Sin embargo, un sondeo nacional revela los peros de un sector de la sociedad que no celebra la visita papal.
Avatar del

Rubén Valle

1/7
La encuesta que no le va a gustar a Francisco

La encuesta que no le va a gustar a Francisco

La encuesta que no le va a gustar a Francisco

La encuesta que no le va a gustar a Francisco

La encuesta que no le va a gustar a Francisco

La encuesta que no le va a gustar a Francisco

La encuesta que no le va a gustar a Francisco

La encuesta que no le va a gustar a Francisco

La encuesta que no le va a gustar a Francisco

La encuesta que no le va a gustar a Francisco

La encuesta que no le va a gustar a Francisco

La encuesta que no le va a gustar a Francisco

La encuesta que no le va a gustar a Francisco

La encuesta que no le va a gustar a Francisco

La llegada de Francisco a Chile no sólo está revolucionando a ese país sino también a los aledaños, lo que desde el vamos supone que por estas horas no hay chileno que no tenga algo para decir -bueno o malo- respecto de la visita papal. 

Sondear en ese clima qué piensan hoy los trasandinos acerca del evento más importante del año, fue la consigna de CADEM, la encuestadora que desde hace 43 años es referencia obligada de las consultas populares más variadas.

Ecos dispares 

El 98% de los encuestados, a lo largo y a lo ancho del país, dijo tener conocimiento de la llegada de Francisco el 15 de enero para presidir tres masivas ceremonias en Santiago, Temuco e Iquique. Apenas el 23% considera que la visita, que se extenderá hasta el jueves 18, es "muy o bastante importante para el país", 26% cree que será "algo importante" y un contundente 50% la evalúa como "poco o nada importante".

El 54% se manifiesta en contra del feriado que sólo incluirá a las ciudades que visitará el Pontífice. En tanto que el 41% dice estar de acuerdo con que esa medida puntual.

El 52% de los chilenos reconoce tener una imagen "muy positiva o positiva del Papa Francisco". Si compara con el mes de junio del 2017, mes en que se confirmó la visita, la percepción positiva bajó 19 puntos.

En ese sector más crítico al fenómeno Francisco, un magro 16% expresó estar de acuerdo con que el Estado financie 7.000 de los 11.000 millones de pesos que costará la visita del papa Francisco, fundamentalmente para solventar las fuertes medidas de seguridad y compleja logística que implicará el operativo papal, mientras que un 80% se manifestó en desacuerdo con la millonaria erogación.

Para asegurar un flujo más armónico de fieles, el gobierno chileno aumentó casi un 70% el personal en los nueve pasos fronterizos de ese país. La policía contará con un millar de efectivos dispuestos en los puntos de mayor concentración. Sólo de Argentina se espera el paso de un millón y medio de personas. 

La otra cara

La visita papal de 69 horas también tendrá impacto en el sistema de salud ya que el Ministerio de Salud suspendió 780 cirugías en hospitales de las regiones Metropolitana (Santiago) y La Araucanía (Temuco), debido al feriado ad hoc. Los servicios de urgencia, aclararon las autoridades, funcionarán con normalidad.

Como contracara de esta auténtica fiesta católica, están previstas algunas manifestaciones en protesta por sonados casos de pedofilia que involucran a una veintena de sacerdotes y por la posición que adoptó la Iglesia respecto del aborto terapéutico, despenalizado en Chile en el 2017.

En su viaje número 22 desde que llegó al sillón de Pedro, Francisco será el segundo pontífice en pisar suelo chileno. El primero fue Juan Pablo II, que desembarcó en plena dictadura, del 1 al 6 de abril de 1987.