La ciudad de Córdoba quiere comprar troles rusos

Ramón Mestre, el intendente radical de la capital cordobesa, viajó al país europeo para visitar una fábrica y cerrar el negocio. Cada unidad costaría hasta 500 mil dólares.
Avatar del

MDZ Sociedad

1/2
La ciudad de Córdoba quiere comprar troles rusos

La ciudad de Córdoba quiere comprar troles rusos

La ciudad de Córdoba quiere comprar troles rusos

La ciudad de Córdoba quiere comprar troles rusos

A contramano de lo que ocurre en Mendoza, el intendente de la ciudad de Córdoba, el radical Ramón Mestre, viajó a Rusia con el objetivo de cerrar un acuerdo comercial con una empresa fabricante de transporte público para adquirir una decena de trolebuses rusos. El negocio se enmarca en la renovación total del sistema de transporte de esa ciudad, que comenzará a funcionar en 10 días.

El destino final del jefe comunal cordobés será la ciudad rusa de Engels, ubicada a 858 kilómetros al sureste de Moscú, donde tiene asiento la fábrica Trolza, la histórica proveedora de troles para Córdoba desde que el padre de Mestre, Ramón Bautista Mestre, impulsó ese medio de transporte en el año 1989. La antigüedad de los troles cordobeses varía entre los 10 y los 26 años, según el modelo.

Juan Pablo Díaz Cardeilhac, secretario de Transporte municipal, señaló a La Voz del Interior que “es muy probable” que se haga la operación, aunque en la Municipalidad se impuso una norma de absoluto hermetismo sobre el tema, ya que quieren que el anuncio lo realice el propio Mestre desde Rusia, probablemente el viernes próximo.

Sin embargo, la decisión final dependerá casi exclusivamente de la financiación que consiga el municipio, ya que estos trolebuses importados pueden costar entre 300 mil y 500 mil dólares (2,4 y 4,4 millones de pesos al cambio oficial).

Recordemos que el Gobierno de Mendoza viene impulsando la construcción nacional de trolebuses, y paradójicamente lo hace en asociación con una empresa de carrocería cordobesa. Estas unidades “made in Argentina” le están costando a nuestra provincia unos 200 mil dólares (1,6 millones de pesos), entre un 30% y 60% menos de lo que Córdoba estaría dispuesta a pagar a los rusos.