La "cadena del desánimo" contra las low-cost

En su arranque, FlyBondi sufre algunos problemas técnicos pero principalmente críticas externas, muchas de los cuales no parecen ingenuas. Como viajeros, hay que dejar de lado los prejuicios y probar un servicio que nos propone acortar distancias a precio gasolero.
Avatar del

Mariana Cavagnaro

1/2
La

La "cadena del desánimo" contra las low-cost

La

La "cadena del desánimo" contra las low-cost

Si bien es cierto y de público conocimiento que en las últimas semanas la low cost que opera actualmente en Argentina han tenido algunos inconvenientes, que se han visto reflejados en la prensa. También es cierto que ya está funcionando una alternativa aérea que antes no existía. 

Estamos hablando de líneas aéreas de bajo costo cuyos precios son muy competitivos en el mercado. Sus servicios suelen ser distintos a los que ofrecen las empresas aéreas tradicionales, pero no por eso son deficientes.

En Mendoza Fly Bondi ofrece desde hace algunas semanas, vuelos directos a Buenos Aires, Córdoba, Puerto Iguazú y San Carlos de Bariloche. 

Tuve la oportunidad de viajar la semana pasada. Mi vuelo partió a horario, cumplió con las condiciones promocionadas en la página web, no tuve que pagar equipaje porque al ser vuelos promocionales ofrecen ese plus- sólo en algunos recorridos-. 

El avión en el que viajamos era muy similar al resto de los aviones que he conocido, el trato del servicio fue muy cordial, pero lo que más llama la atención es el bajo costo.

Cientos de mendocinos aprovecharon la llegada de esta low cost para conocer un nuevo destino, el avión iba lleno y un dato no menor: cuando preguntaron si alguien viajaba en avión por primera vez, fueron muchos los que levantaron entusiasmados las manos.

Por supuesto que el servicio debe funcionar bien, y cuando eso se logra creo que es una excelente opción para viajar.

A la hora de comparar con las líneas aéreas tradicionales así como el transporte terrestre la diferencia monetaria es muy notable. Se pueden conseguir pasajes hasta tres veces más baratos en una low cost.

Mi invitación es a probar, a no quedarse en los prejuicios, comprender que las fallas son inaceptables, pero también existen sectores que claramente se ven perjudicados por el ingreso de esta alternativa aérea que pueden estar intentando potenciar cada uno de los errores que tengan. Con más razón, están obligadas a hacer las cosas bien, sin margen de equivocación.